15/04/2021 - 12:25 Actualizado: 15/04/2021 - 12:28

El juez del caso Villarejo Manuel García-Castellón ha imputado al presidente de Repsol, Antonio Brufau, y al expresidente de CaixaBank Isidre Fainé, explican fuentes jurídicas a El Confidencial. Ambas empresas contrataron entre 2011 y 2012 al comisario para espiar al expresidente de Sacyr Luis del Rivero, un encargo que, según sostiene la Fiscalía Anticorrupción y comparte el magistrado, contó "indiciariamente" con la participación de Brufau y Fainé. Tras la imputación del expresidente del BBVA Francisco González en 2019, ellos serán los siguientes pesos pesados del Ibex 35 en desfilar por la Audiencia Nacional como investigados.

La contratación de José Manuel Villarejo por parte de Repsol y CaixaBank se enmarca en el intento de Del Rivero de hacerse con el control de la primera de las empresas con la ayuda de la petrolera mexicana Pemex. Los investigadores sostienen que este plan arrancó cuando todavía era accionista de Repsol y presidente de Sacyr, momento en el que trató de "conseguir casi un tercio del total de las acciones". "Dicha maniobra habría sido detectada por Repsol YPF que, con la ayuda de CaixaBank, paralizaría de manera temporal el desarrollo del plan elaborado por Luis Fernando del Rivero, retirándolo de la presidencia de Sacyr Vallehermoso", apunta Anticorrupción.

 El presidente de Repsol, Antonio Brufau (d), conversa con el expresidente de CaixaBank Isidre Fainé (i), en una imagen de archivo de 2014. (EFE)

Con la salida de Del Rivero, Demetrio Carceller, primer accionista de la constructora —a la par con Del Rivero— y próximo a Antonio Brufau, en principio abortaba la petición de Sacyr (20% del capital) de fusionar la petrolera con Pemex (9,8%), la multinacional mexicana que en aquel momento contaba con el beneplácito del PP para tomar el control del grupo participado por CaixaBank (12%). La situación parecía resuelta, pero Del Rivero supuestamente siguió con su plan y Repsol y CaixaBank contrataron a Villarejo para abortarlo mediante el proyecto Wine ('vino' en inglés, en referencia a la denominación Ribera, por su parecido con el apellido del investigado).

“Ante esa situación, por parte de Repsol SA y de CaixaBank se pretendió reaccionar por diferentes vías, una de las cuales fue la contratación del Grupo Cenyt —a cuyo frente se encontraba, pese a encontrarse en servicio activo en el Cuerpo Nacional de Policía, el investigado José Manuel Villarejo Pérez— para llevar a cabo una investigación sobre Luis del Rivero y su entorno con la que frustrar el acuerdo que había alcanzado con la mexicana Pemex”, explica Anticorrupción. En noviembre, el juez ya imputó al exdirector de Seguridad Corporativa de Repsol Rafael Araujo y al que fuera su homólogo en CaixaBank, Miguel Ángel Fernández Rancaño.

 El comisario José Manuel Villarejo, en el programa 'Salvados'.

Pero la sospecha de que Brufau y Fainé estaban al tanto marcó la investigación desde el primer momento. Como subraya Anticorrupción al pedir su imputación, el encargo ascendió a 389.400 euros, haciendo frente cada empresa a la mitad de dicho importe y ocultándolo, "cuando menos parcialmente, al manipularse los conceptos de las facturas". La contratación de Villarejo exigió pasar las facturas como "estrategias para la ubicación y recuperación de datos electrónicos", sobrepasando así los departamentos de Seguridad: el pasado diciembre, el propio Fernández Rancaño reconoció al juez que iba informando sobre el encargo a Fainé.

La idea de que Brufau y Fainé seguían de cerca el espionaje a Del Rivero se ve además reforzada por 'Charla-2.11.11', un documento incautado en la casa de Rafael Redondo, el socio de Villarejo. Como adelantó El Confidencial, ocupa 11 páginas y resume la reunión que el comisario o sus hombres mantuvieron el 2 de noviembre de 2011 con los responsables de Seguridad de cada una de las empresas, así como con el número dos de este departamento en Repsol, Rafael Girona. "R [Araujo] insiste que cuando MA [Fernández] le llama y le dice que van juntos, BRU [Brufau] le confirma que ya habló con FAI [Fainé] en ese sentido", puede leerse en el mismo.