La llamada a revisión del Hyundai Kona Eléctrico en España, a consecuencia de un posible fallo en la batería que podría derivar en incendio, ya se ha hecho efectiva. La DGT, organismo dependiente del Ministerio del Interior, está enviando un comunicado a los clientes afectados, cuyos cero emisiones coreanos deberán pasar por el taller.

Este defecto en los Kona eléctricos colea desde finales de 2020: en octubre pasó de una llamada a revisión local a global, con un total de 37.366 unidades afectadas en el caso de Europa. En dicho comunicado no se indica el número de modelos Kona que deberán ser inspeccionados en nuestro país: nos hemos puesto en contacto con Hyundai España para conocer este dato y estamos a la espera de la respuesta.

El Kona se suma así a otros coches que han sido llamados recientemente a pasar por el taller en España: por ejemplo el SEAT León, por un posible fallo en el árbol de levas, o varios modelos Audi, por deficiencias en los polémicos airbags Takata.

También se ha detectado un fallo en el sistema de frenos

Kona Ev

En el comunicado que está enviando Tráfico a los afectados, y que publican algunos medios como Somos Eléctricos, se detalla que las unidades del Hyundai Kona Eléctrico que podrían presentar el defecto son las fabricadas entre 31 de enero de 2018 y el 20 de marzo de 2020, siendo de las primeras concebidas del modelo.

En dicha misiva se especifica que,

Un posible defecto en la batería de alto voltaje podría causar, en circunstancias excepcionales, un sobrecalentamiento de la misma.

Cuando se comunicó la llamada a revisión en Corea, el Ministerio de Transporte del país asiático detalló que el fallo se debía a un posible cortocircuito provocado por un error en el proceso de fabricación defectuosa de las celdas de batería, lo que podría representar riesgo de incendio. LG Chem, el proveedor, negó que fuera ese el motivo.

Pero además, en esta comunicación también aluden a otro probable defecto en el servofreno:

Adicionalmente, en el caso de detectarse algún fallo en el sistema de frenado del vehículo, el pedal de freno podría verse afectado por un endurecimiento del mismo.

Sea como fuere se indica a los dueños de estas unidades del Kona que concierten una cita con el taller de Hyundai más cercano para que su coche eléctrico sea inspeccionado. La marca promete que las operaciones, en la mayoría de los casos, supondrán unos 80 minutos y, como es habitual, serán completamente gratuitas para los propietarios.

Hyundai Kona Electrico Prueba

En Corea del Sur, el paso por el taller del modelo ha supuesto una actualización del software y la revisión de la batería, que en caso de detectarse problemas, sería sustituida, por lo que se entiende que la firma hará lo mismo en España, aunque no lo indican (también hemos consultado a Hyundai España sobre esta cuestión). En este caso, el tiempo de reparación lo lógico es que sea mayor.

Respecto al problema del sistema de frenado, tampoco se dan detalles, pero dado el error especificado, se entiende que se trata de un defecto en el servofreno, probablemente en la bomba de vacío, tal y como ocurrió hace poco con modelos Peugeot, Citroën y DS. No obstante, asimismo hemos preguntado a la firma a este respecto.

La batería defectuosa del Hyundai Kona Eléctrico ha traído de cabeza a varios usuarios: el verano de 2019, una unidad explotó en el garaje de un particular en Montreal (Canadá). Además, desde ese momento unos doce Kona de cero emisiones han sufrido incendios.

El Kona Eléctrico se comercializa en España en dos variantes: el 150, con batería de 64 kWh y propulsor de 150 kW (204 CV), y el 100, con batería de 39,2 kWh y un motor de 100 kW (136 CV).

En Motorpasión | Los últimos coches eléctricos que ha estrellado Euro NCAP: del coche chino más seguro que el Porsche Taycan al Audi e-tron