Translate Google:

El gasto privado de los hogares españoles en educación casi triplica la media europea

1 mes publicado26
Compartir en Redes Sociales
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Whatsapp

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Un nivel alto de inversión privada en educación es un indicativo de bajos niveles de equidad en un sistema escolar. Y en Europa, ningún país destaca más en este apartado que España. Es lo que advierte un reciente estudio publicado por la Comisión Europea en el que se analizan las estructuras educativas del continente y las políticas de igualdad de oportunidades en este ámbito. Según los últimos datos disponibles, en nuestro país las familias tienen un gasto privado en educación escolar equivalente al 14,2% del gasto público, casi tres veces más que la media comunitaria, que asciende al 5,25%.

La pandemia ha golpeado duro a CTXT. Si puedes, haz una donación aquí o suscríbete aquí

Según indica el estudio, no solo se trata de un brecha de casi 9 puntos entre los resultados de nuestro país y los del resto de países del entorno. Lo más común, añade el texto, es que el ratio de financiación privada se sitúe por debajo del 10% en la mayoría de países, al tiempo que apunta a las marcadas diferencias que se aprecian en el peso que tiene el sector privado en cada sistema. 

Así, en países como Finlandia, Rumania o Noruega el gasto particular de los hogares en educación no universitaria se encuentra por debajo del 1% si se compara con la financiación pública total. En España, Portugal o Reino Unido, por su parte, supera el 12%.  

Estas diferencias en el origen de la financiación se materializan, como es de esperar, en el volumen de alumnos que terminan absorbiendo los centros públicos y privados. Y aquí, España se sitúa como el tercer país, de los 35 analizados, donde mayor número de alumnos acude a escuelas concertadas y privadas (31%).

Si bien el documento asegura que existen más factores para determinar la mayor o menor igualdad de los sistemas de escolarización, también insiste en “el hecho de que el gasto de los hogares sea relativamente más alto en todos estos países puede significar que la equidad en la educación sea comparativamente menor” a la de otros sistemas del ámbito europeo. 

El ratio de inversión privada no es el único indicador que usa el estudio de la Comisión para evaluar la equidad de acceso a la educación y la igualdad de oportunidades. El  nivel de gasto público  total  en educación, y lo que se destina de forma particular a cada alumno, también se usa como referencia en el documento para medir la redistribución de la riqueza y la igualdad que demuestran los distintos sistemas de educación.

En este caso, los datos recopilados en el documento –correspondientes al año 2016, el último con cifras estandarizadas al marco europeo–, señalan que el gasto medio por alumno en nuestro país se sitúa en los 5.125 euros anuales, más de 800 euros por debajo de la media comunitaria, donde los países se mueven en una horquilla que va desde los 4.000 euros a los 8.000. 

De nuevo, el estudio advierte que la relación entre el volumen de financiación y los niveles de equidad no es directa ni lineal, sino más compleja y anclada en cuestiones estructurales: los fondos pueden no llegar a quien más los necesitan, pueden usarse de forma poco eficiente, el nivel de privatización –con más o menos conciertos– y, sobre todo, uno de los problemas centrales que se denuncia a lo largo del extenso informe: la situación socioeconómica de los hogares, que sigue teniendo un peso muy importante en el desempeño de los alumnos. 

Sin embargo, que un mayor peso de la educación privada lleve a que este último punto, la influencia de los ambientes familiares en los menores, sea mayor demuestra que la ausencia de financiación pública afecta a los niveles de equidad en los sistemas educativos. 

Junto a esto, el documento señala que las cifras de gasto por alumno y la comparación  entre los distintos sistemas escolares europeos se ha de valorar teniendo en cuenta tanto el tamaño de los países como su poder económico. Y en este sentido, países del entorno cercano de España demuestran también, un mayor nivel de inversión por estudiante que el nuestro. En Francia, el gasto medio por estudiante es 1.000 euros anuales más alto que en España; en Italia, 730 euros; y en Portugal 650 euros. 

La pandemia ha golpeado duro a CTXT. Si puedes, haz una donación aquí o suscríbete aquí

Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Whatsapp
eva