El brote del colegio de educación especial Pilar Soubrier, en Lorca, suma ya 18 casos positivos de Covid entre alumnos, profesores y el resto del personal. El centro, que cuenta también con una residencia en la que permanecen los alumnos de lunes a viernes, está en cuarentena.

El alcalde Diego José Mateos, señaló este viernes por la mañana que están «pendientes de la evolución» de los contagios y que la Consejería de Saludtomó el mando sanitario del caso que hasta ahora estaba gestionado por la Consejería de Educación.

Mateos reconoció que a Salud Pública le «preocupa» este brote por las características de los alumnos, ya que algunos por su grado de discapacidad tienen más dificultades para que se puedan garantizar las medidas de seguridad y los protocolos generalizados.

Mateos confirmó que «se está haciendo un seguimiento exhaustivo» por parte de los rastreadores municipales de los contactos estrechos de alumnos, profesores y personal del centro, en el que hay matriculados 140 alumnos de hasta 21 años de toda la Región.