Sucedió en los prolegómenos de la final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Bilbao. Dos aficiones que han abucheado en repetidas veces a su Majestad y que ayer, por razones Covid, no pudieron acudir al Estadio. Así que relejados, su pusieron a jugar al futbolín Juanma Moreno, el Borbón y Pedro Sánchez. Ellos son así.