vacunas por votos OKDIARIO 27/01/2021 06:50

El candidato del PSC a las elecciones catalanas, Salvador Illa, se ha ido del Ministerio de Sanidad repartiendo vacunas a mayor gloria de Salvador Illa. Esto es, como «arma electoral» le ha otorgado a Cataluña un 12,36% más de dosis que a los madrileños en términos ponderados por población. Como informa OKDIARIO, el último informe de entrega recoge las vacunas adjudicadas el pasado miércoles 20 de enero. Y ese día, el número de vacunas puestas a disposición de los catalanes fue de 31.200 frente a las 24.375 otorgadas  la Comunidad de Madrid. Los catalanes recibieron ese día 4.123,7 dosis por millón de habitantes, y los madrileños un total de 3.669,8 vacunas medidas en los mismos términos.

La diferencia es notable y la decisión insólita, porque la diferencia en favor del territorio que aspira a gobernar el exministro se incrementa notablemente en relación con la anterior partida, correspondiente al 13 y 14 de enero. En esas fechas se adjudicaron ya vacunas de Pfizer y de Moderna -de ahí la doble fecha-. En total, se entregaron 59.475 dosis de Pfizer con destino a la población catalana y otras 5.800 de Moderna. Resultado: 8.627,4 por millón para Cataluña. En el caso madrileño, las cifras fueron menores: se destinaron 48.750 dosis de Pfizer y 4.700 de Moderna para la población de la Comunidad de Madrid. Resultado: 8.047,2 por millón de habitantes. Un 7,20% a favor de Cataluña. Es decir, entre partida y partida, la diferencia se agranda, por lo que sólo cabe decir que de aquí a las elecciones catalanas la brecha se seguirá ampliando. Vacunas por votos.

Ahora se entiende todo: el Ministerio de Sanidad comunicó la semana pasada a la Comunidad de Madrid que tan sólo recibiría la mitad de las dosis de la vacuna que estaba previsto entregarle. De las 90.000 dosis que ya esperaba el sistema sanitario madrileño, tan sólo llegarían en torno a 45.000. La mitad. El resto, según le comunicó el departamento de Illa a Madrid, serían derivadas a otras comunidades que no previeron posibles cortes de suministros y se han quedado sin reservas para inocular la segunda dosis. O sea, Cataluña.

Las cifras no engañan: la estrategia de campaña de Illa consiste, básicamente, en birlarle vacunas a Madrid para dárselas a Cataluña al objeto de utilizar las dosis como infalible baza electoral. Juzguen ustedes.

Apoya a Okdiario

Lo último en Opinión

Últimas noticias