Durante la pandemia de la Covid 19, Ecuador registró una tasa de desempleo del 8 por ciento para las mujeres, según la información reportada este viernes por el ministro de Trabajo, Andrés Isch, ante la Comisión Laboral de la Asamblea Nacional.

LEA TAMBIÉN:

Evo Morales se reúne con organizaciones indígenas suramericanas

Estas cifras se traducen en que las mujeres ecuatorianas tienen la mayor tasa de desempleo del país. Isch insistió que las mujeres y los jóvenes tuvieron una afectación mucho más grave en cuanto a la terminación de contratos de trabajo, y se estima que las cifras para las mujeres jóvenes es más crítica.

Uno de los problemas serios que enfrenta el país, añadió el funcionario, es que “no solo se tiene un desempleo abierto sino un desempleo oculto que se lo define para aquellas personas que no están buscando trabajo, pero que si les dieran la oportunidad de laborar aceptarían”.

#MDTInforma ��| "Debemos romper el paradigma de que contratar una ����mujer es más caro que contratar un ����hombre ya que la realidad demuestra que las empresas que en su nómina cuentan con más ���� mujeres son más rentables", explicó el ministro @andresisch a la Comisión @LaboralAN. pic.twitter.com/Wi6yubXPAs

— Ministerio del Trabajo Ecuador (@MinTrabajoEc) November 13, 2020

El desempleo oculto está compuesto en su mayoría por mujeres, que por distintas condiciones socioeconómicas, culturales y de machismo no pueden salir a buscar trabajo. Esta tasa de desempleo, afirmó Isch, es alta pues al momento está por el 1 por ciento de la población, es decir, hay más de 80.000 mujeres que ni siquiera pueden salir a buscar trabajo por distintas razones y condiciones.

El documento presentado este viernes también expone que existe un problema serio sobre la empleabilidad de las mujeres y las condiciones que tienen para acceder al mercado formal en Ecuador.

El titular de la cartera del Trabajo afirmó que es un problema sistémico, pero que en la pandemia se llegó a puntos altos y preocupantes, pues en los meses de mayo y junio se registró el 15,7 por ciento de desempleo en las mujeres, cuando el promedio de los hombres es el 11,6 por ciento.

Según las estadísticas las mujeres en el campo laboral tienen varios problemas pues la cuarta parte de ellas están en el quintil más bajo de ingresos de la población, y la mitad de las mujeres ganan menos de 200 dólares mensuales promedio en el país; lo cual significa que la mitad de ellas no está en un empleo formal.