Las manifestaciones no le dan respiro a Carreras, quien persiste en desentenderse de los reclamos del personal hospitalario. Es que luego de la jornada de paro provincial de este martes, donde llevaron sus reclamos a las rutas en las principales ciudades de Río Negro, este mediodía de jueves un nutrido grupo de trabajadores y trabajadoras del hospital Zatti se manifestaron ante la gobernadora.

Te puede interesar: Salud de Río Negro salió a las rutas y exigieron una recomposición salarial urgente

Fue durante un acto oficial por la celebración del aniversario de las ciudades de Viedma y Patagones. Allí estuvo presente casi toda la línea de Ministros y Secretarios del Ejecutivo Provincial, quienes junto a Pesatti (JSRN) como intendente de la capital rionegrina y Zara (PRO) por la localidad de Patagones, acompañaron a Carreras en una celebración de protocolo. Durante el desarrollo del mismo, frente a la costanera y al aire libre, la gobernación intentó mostrar nuevos convenios y haciendo anuncios de obras futuras. Esto contrastó largamente con las demandas que viene sosteniendo desde largos meses el personal que está en la primera línea de lucha contra el covid-19.

Con nerviosismo el intendente Pesatti intentó una arenga totalmente repudiable contra la protesta, exigiéndoles que se callen: “acá estuvo el principal genocida que sufrió la Argentina, Videla. Y había silencio acá”. No se tardó ni un segundo en repudiar sus palabras, con más fuerza se escucharon los tambores y denuncias contra sus amenazantes dichos. Una vez llegado el turno de darle la palabra a la gobernadora, la misma intentó hacer un discurso de cierre encendido, apuntando contra los hospitalarios: “la enseñanza que nos vamos a llevar hoy para el resto del año, es que va a ser un año duro (…) el año duro es para el pueblo, no es para los servidores públicos. Los servidores públicos servimos para el pueblo, y no impedimos que el pueblo celebre cuando hay que celebrar”. Claro está que una vez más el gobierno provincial no recibiría las demandas del sector salud.

En Río Negro los hospitalarios siguen en pie, y con la lucha del otro lado del puente, en la vecina Neuquén, tomó nuevo vigor. Por su parte la gobernadora lleva meses sin darle un respuesta satisfactoria a sus reclamos. La jornada de protesta del día de hoy demuestra que el ánimo de lucha está intacto. La semana que viene se realizará una nueva jornada de paro y movilización en toda la provincia.