La semana pasada transcurrió el paro por 48 hs de los docentes universitarios, votado en asamblea por más del 90%, COAD, se sumó al paro nacional de la Conadu Histórica y repudió que el gobierno la haya excluido de las negociaciones como medida “aleccionadora” por la medida de fuerza.
Es en ese marco es que esta semana se continúa la medida de lucha, con paro por 48 hs este jueves 15 y viernes 16, reclaman por salarios dignos a la altura de la canasta básica, pero el gobierno le responde con una oferta en 8 cómodas cuota, no acumulativas, que recién en Febrero del próximo año, llegarían a la suma de 33%, cada vez más lejos de la canasta básica.
Desde COAD los docentes reclaman una cláusula gatillo trimestral, dado que la inflación proyectada en el presupuesto 2021 ronda el 29% y es la que se ha tomado como medida en las negociaciones salariales, pero en el día a día las proyecciones no cierran.

Te puede interesar:La “inflación de los trabajadores” fue del 12% en el primer trimestre y apunta al 46 % anual

También reclaman bonos compensatorios por internet y tecnología, recordemos que tanto los dispositivos y la conectividad necesarias para la continuidad de las clases las han puesto los mismos docentes de su bolsillo, mientras que el estado y las autoridades de las universidades no han brindado ningún tipo de apoyo para garantizar las clases virtuales, haciendo oídos sordo a estas necesidades y empujando a miles de docentes a dar clases virtuales sin contar con los elementos o el espacio físico necesario.

Esto sucede mientras el gobierno autoriza a las empresas de telecomunicaciones a un aumento de tarifa, que las empresas duplican o triplican en su monto y estafan a los usuarios, como los docentes y estudiantes que necesitan internet para trabajar y seguir la carrera.
A esta situación se suma la de los docentes ad honorem, quienes trabajan sin percibir un sueldo, y son un gran sostén de la educación universitaria. Enmarcado en tasas de deserción estudiantil altísimas, como revelaron los informes como el de la UNR.
Aunque los decanos lo festejen, uno de cada dos alumnos en la universidad se quedó afuera de la universidad en el 2020.

En este 2021 nada cambió, no hubo recomposición salarial, el presupuesto sigue siendo magro y no mejoraron las condiciones de trabajo. La precarización en la Universidad ha aumentado en este año y la calidad educativa va en deterioro por la falta de presupuesto y las autoridades deciden cómo vamos a mantener este año lectivo sin el aval de ningún docente ni estudiante.

Lo que sí cambió es que esta lucha no está aislada, sino al compás de sectores de trabajadores que en el último período toman medidas y convocan a acciones para luchar por sus derechos. En nuestra ciudad lo vimos en los jóvenes precarizados de Hey Latam, quienes hoy recibieron al Decano de la Facultad de Humanidades y Artes junto a agrupaciones docentes y estudiantiles, con los vecinos de Magaldi que hoy hacen una acción por tierra para vivir, como los trabajadores de YPF o Buyatti

Frente a esta situación Beatriz Introcasso secretaria adjunta de COAD denunció en la izquierda diario que: "Como sabrán el jueves y viernes de esta semana vamos a estar convocando el paro que es continuidad de la medida por 48 hs que hicimos la semana pasada [...] la mesa fue llamada pero con un sabor amargo ya que al mejor estilo de los gobiernos antipopulares, excluyeron a unas de las federaciones, en este caso a la CONADU Histórica, por estar de paro y así dejaron a miles de docentes universitarios del resto del país sin representación en la mesa de negociación, una actitud repudiable [...] la oferta que se hizo fue completamente insuficiente la rechazaron todas las federaciones presentes [...] Como saben nuestro salario, en particular en estos últimos 5 años, viene en caída libre, primero producto de la política de cambiemos y en el último año este gobierno signado por la pandemia, pero además que no ha sido lo suficientemente firme a la hora de contener la ofensiva de los grandes empresarios, entonces la oferta que nos hacen es una serie de "mini-cuotas" Que se distribuyen desde abril hasta febrero del 2022, que no son acumulativas, que totalizan un 33%, lo cual nos deja muy por debajo de lo que debería ser un salario digno [...] así que por todos estos motivos y porque hemos estado todo el 2020 sosteniendo la educación pública desde nuestras casas a costa de nuestro salario y de nuestra salud que eso tampoco ha sido reconocido, este jueves 15 y viernes 16 estaremos de paro.”