Doblete español en Moto2 por obra y gracia de Raúl Fernández y Arón Canet. El novato logra la victoria al tercer intento en la categoría intermedia y el valenciano se estrena en un podio que ha cerrado Remy Gardner con un pasadón de los suyos, marca de la casa, en la penúltima curva a Joe Roberts.

La carrera se abrió nada más empezar con la caída de Sam Lowes. El británico había conquistado las dos primeras victorias de la temporada, ambas precedidas de la pole, y en Portimao volví a arrancar el primero de la parrilla. Sin embargo, esta vez perdió tres o cuatro posiciones al apagarse la luz roja del semáforo y quiso recuperarlo todo en la primera curva. Entró pasado en la frenada y además abrió gas antes de tiempo, con lo que salió por orejas.

Ese percance abrió la luz a muchos pilotos, porque todos pensaban que Lowes era el principal favorito y hubo un nutrido grupo de siete piotos en cabeza con posibilidades de podio. Al final quedó reservado para los tres ya citados, pero también llegaron a liderar la prueba Roberts, que se tuvo que conformar con la cuarta plaza, y Bezzecchi, que finalizó sexto superado también por Augusto Fernández y justo por delante de Vierge y Garzó, que permitieron así que acabaran cinco españoles entre los ocho primeros.

El que más cerca estuvo de romper la carrera fue Roberts, pero Canet se pegó a él y no se lo permitió. El pupilo de Aspar lideró hasta que a cuatro vueltas del final Raulito, que ya ganó el año pasado en esta pista la carrera de Moto3, lanzó su ataque definitivo viniendo desde atrás (décimo en la parrilla) para cruzar la meta finalmente con 1.6 de ventaja sobre el valenciano. A éste le ayudó la pelea al final entre Roberts y Gardner por la tercera plaza. El australiano le pegó un hachazo tremendo al estadounidense en la penúltima curva que le valió para ponerse tercero y ampliar en tres puntitos más su ventaja al frente de la general. El pinchazo de Lowes le abrió esa posibilidad y no la desaprovechó, aunque tiene a su compañero en el Red Bull KTM Ajo pegado a sólo cuatro puntos de distancia. Y es que Raúl ya demostró en Qatar que no es un novato cualquiera y ahora se ha permitido hasta el lujo de ganar en sólo tres carreras en Moto2 y darle a España su victoria 650 en GGPP. ¡Qué maravilla de cifra!