El principal asesor del Gobierno de Boris Johnson, Dominic Cummings, ha presentado su dimisión este viernes, aunque seguirá en el cargo hasta medidados de diciembreSu renuncia se produce un día después de la salida de Lee Cain, director de Comunicación del gabinete de Johnson y otra figura política del divorcio con la Unión Europea. 

El artífice de la victoria del Brexit ha abandonado el número 10 de Downing Street con sus pertenencias por la tarde y, según la prensa británica, su salida del Gobierno es inmediata. 

Cummings ha sido el hombre más poderoso de Downing Street desde su nombramiento como asesor principal del líder conservador en julio de 2019. Fue, además, el arquitecto de la campaña a favor de la salida del Reino Unido de la UE.

Sus salidas amenazan con sumir al Ejecutivo británico en una crisis política a poco más de mes y medio del plazo para lograr un acuerdo sobre la futura relación de Londres con el club comunitario. 

Varios miembros del Partido Conservador reclaman al primer ministro una reforma de su gabinete a partir de enero, coincidiendo con el inicio de la era posBrexit. 

Su salida ha sido aplaudida entre varios diputados conservadores, que veían con recelo el alto cargo ocupado por Cummings a pesar de no ser miembro de la formación. "Su maligna influencia en el centro de Downing Street ha durado demasiado", ha señalado el diputado Roger Gale en una entrevista en Sky News