MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El líder opositor de Guinea, Cellou Dalein Diallo, ha acusado este viernes al presidente del país, Alpha Condé, de "conceder una impunidad total a los asesinos" en el marco de la crisis desatada por su polémico tercer mandato y ha advertido de que "la frustración puede ser fuente de conflicto".

"La paz es un comportamiento, no un discurso. No hay paz si no hay diálogo. No se obtiene paz por pedirla, se logra por reconocer las virtudes y las ventajas de la paz", ha sostenido, antes de volver a denunciar la muerte de cerca de 50 personas a manos de las fuerzas de seguridad desde los comicios del 18 de octubre.

Así, ha dicho que "no se logra la paz rodeando y arrestando a inocentes que piden paz", antes de criticar a Condé por abogar por la paz en el país "mientras asesina a la gente, acuerda una impunidad total a los asesinos y arresta como a un vulgar delincuente" al vicepresidente de su partido, la Unión de las Fuerzas Democráticas de Guinea (UFGD).

"¿Después de matar a 48 personas, la mayoría de las cuales estaban expresando su alegría --en referencia a las celebraciones después de que Diallo asegurara que era el vencedor de las elecciones presidenciales--, quiere paz?", se ha preguntado el líder opositor, según ha informado el portal de noticias Vision Guinée.

En este sentido, ha acusado a Condé de estar detrás de la muerte de 250 personas en el marco de su mandato y ha incidido en que "la paz se construye con justicia y respeto a los otros". "Cuando se es humillado, los derechos son violados y pisoteados, hay frustración. La frustración puede ser fuente de conflicto", ha alertado.

Por ello, Diallo ha argüido que "el diálogo puede ser un instrumento de paz si unos y otros actúan de buena fe". "Los guineanos de buena fe pueden entenderse, pero con Condé no es la fuerza del argumento, sino el argumento de la fuerza", ha remachado.

La UFGD y la Alianza Nacional para la Alternancia y la Democracia (ANAD) --que respaldó la candidatura de Diallo a la Presidencia-- reclamaron el jueves al Gobierno la liberación de destacados opositores detenidos durante los últimos días tras las protestas contra la controvertida victoria de Condé en las urnas.

El fiscal general guineano, Sidy Souleymane Ndiaye, resaltó que los opositores son sospechosos de "amenazas para poner en peligro la seguridad y el orden público" y detalló que se habían puesto en marcha operaciones para proceder a su detención. Entre ellos figuran Chérif Bah, Ousmane Gaoual Diallo, Cellou Baldé, Abdoulaye Bah, así como Etienne Soropogui y Sékou Koundouno.

En este sentido, la UFGD y la ANAD señalaron que "Condé no llega a digerir el amargo fracaso sufrido en las urnas" y apuntaron a "una voluntad de vengar su derrota poniendo un bozal a toda la oposición a su régimen con una oleada de persecuciones, arrestos y detenciones arbitrarias" de miembros de estas organizaciones.

UN CONTROVERTIDO TERCER MANDATO

El Tribunal Constitucional de Guinea ratificó el sábado la victoria de Condé, quien obtuvo el 59,5 por ciento de los votos, según los resultados oficiales, por el 33,5 por ciento recabado por Diallo, quien se autoproclamó vencedor el 19 de octubre asegurando que contaba con más del 50 por ciento de las papeletas.

Un total de once candidatos presidenciales --todos, a excepción de Condé-- afirmaron a finales de octubre que los resultados anunciados por la comisión electoral "no se correspondían con lo que ha pasado en las urnas" y varios de ellos, incluido el propio Diallo, presentaron recursos al Constitucional.

Sin embargo, Condé --quien fue felicitado el martes por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO)-- defendió el lunes que las elecciones "fueron una de las presidenciales mejor organizadas en África".

Los comicios han estado marcados por un repunte de las tensiones por la candidatura de Condé a un tercer mandato, lo que ha provocado protestas desde octubre de 2019 que han sido reprimidas por las fuerzas de seguridad. El Ejecutivo cifró el 5 de noviembre en 20 los muertos en incidentes violentos desde que se celebraron los comicios.

Condé llegó al poder en 2010 tras décadas como líder opositor bajo la dictadura de Lansana Conté y, para optar a un tercer mandato, se procedió a una enmienda constitucional aprobada este año en referéndum en medio del boicot opositor.