Señala que aunque llegaron inmigrantes durante la crisis sanitaria, se han registrado cifras menores a otros años

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El coordinador del Observatorio Demográfico del CEU, Alejandro Macarrón, ha asegurado que es "normal" que se haya perdido población en 2020 porque "ya antes de la pandemia" España registraba más muertes que nacimientos y una baja natalidad. Lo que, a su juicio, ha hecho la crisis sanitaria es agrandar esta diferencia ya existente.

Macarrón ha analizado para Europa Press los datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que determinan que el país comenzó 2021 con una población de 47,3 millones, tras perder 106.146 personas, con respecto al padrón registrado el 1 de enero de 2020.

"Incluso antes de la pandemia, ya había cada año más muertes que nacimientos y con el Covid-19, lógicamente, este diferencial se ha ampliado de forma sustancial", ha declarado Macarrón, que, preguntado por si esta situación puede derivar en una tendencia en el futuro, ha indicado que espera que en 2022 la crisis sanitaria "ya no tenga relevancia".

A su juicio, si no aumentan los nacimientos, esta situación sólo puede cambiar con más inmigración exterior neta, es decir, si se registran más entradas de personas que salidas. De no ocurrir esto, se seguiría perdiendo población "en años venideros", ha advertido.

LA LLEGADA DE INMIGRACIÓN "NO ES PREVISIBLE"

Precisamente sobre la llegada de extranjeros, Macarrón indica que "no es previsible" o "no tiene mucho sentido que vengan muchos en los próximos años". Los motivos, a su juicio, es que las "tasas de paro son muy elevadas" en España y, en el caso de los inmigrantes, son aún mayores. "De un 25% a finales del 2020, según datos de la EPA", explica el experto.

A eso, indica el demógrafo, hay que sumarle "la amenaza" de que muchos de los empleos que han estado en ERTE durante esta etapa de pandemia "se pierdan".

Precisamente, el número de extranjeros empadronados en España ha disminuido también en 2020, en este caso en 26.331 personas, después de tres años al alza.

En este sentido, el coordinador del Observatorio Demográfico del CEU, ha indicado que, si se ha perdido, es porque los inmigrantes han adquirido la nacionalidad española y ya no cuentan como extranjeros en el padrón. Macarrón, ha indicado, al respecto, que el INE no da información de cuántos tienen doble nacionalidad.

Por otra parte, reconoce que al ser 2020 "un año pésimo para la economía", además de para la salud, se ha registrado una llegada de inmigración neta "menor que otros años".