Dani Olmo Dani Olmo celebra un gol con España. (Getty) Iván Martín 14/11/2020 11:00

Dani Olmo tiene loco a Luis Enrique. El seleccionador español alucina con el fútbol del catalán y para él en este momento es un futbolista intocable en las convocatorias de la selección española. Se ha ganado por méritos propios ser titular, algo que ha quedado demostrado en los dos últimos partidos oficiales que ha jugado el combinado nacional ante Suiza en Madrid y contra Ucrania en Kiev.

Luis Enrique destaca internamente la polivalencia, predisposición y ganas que pone en cada entrenamiento un jugador que siempre ha soñado con defender la camiseta de la selección española. En primer lugar, para el técnico es muy importante poder contar con un futbolista que puede atacar por ambas bandas y, si la situación lo requiere, puede actuar hasta de falso nueve.

Por otro lado, Olmo es de esos jugadores que suman para el grupo. Un jugador con mucha calidad y mucha ilusión. Con ganas de comerse el mundo y que nunca pone una mala cara. Trabaja igual en cada entrenamiento que en los partidos y le es indiferente ser titular que suplente. Dani lo da todo por España y para Luis Enrique es un regalo poder tenerle a su disposición.

Amor por la selección 

Su amor a la selección lo mostró cuando se decantó por España, a pesar de tener la posibilidad de jugar con Croacia, donde llegó en 2015 procedente de La Masia siendo un niño. A pesar de los esfuerzos de la federación balcánica, él nunca dudo. “Para mí es un orgullo que una de las selecciones del mundo me quiera y me lo transmita, pero yo soy español y mi sueño siempre ha sido y seguirá siendo jugar con España. Un futbolista siempre aspira a lo máximo y dentro de eso para un jugador siempre está jugar con la Selección. Hay que seguir trabajando para que ese momento pueda llegar”, decía en abril de 2019.

En noviembre del mismo año y tras ser campeón de Europa con la selección española sub-21, le llegó la llamada. Fue Robert Moreno el que le citó para los encuentros ante Malta y Rumanía, una costumbre que mantuvo Luis Enrique, que le ha llamado en las tres convocatorias tras su regreso al banquillo del equipo nacional.

Un ejemplo de valentía

Dani Olmo siempre ha sido un valiente en esto del fútbol, tal y como demostró en 2015, cuando no dudó en dejar las categorías inferiores del Barcelona para hacer las maletas y junto a su padre irse a Croacia, donde fichó por el Dinamo de Zagreb. Allí creció, se convirtió en un jugador de nivel y le llegaron las ofertas. Alguna de España, como la del Atlético de Madrid. Incluso, el Barcelona le tanteó.

Pero en otro movimiento arriesgado se decantó por el Leipzig, donde es una estrella y con el que jugó la temporada pasada las semifinales de la Champions. El catalán, a sus 22 años, prioriza por encima de todo seguir jugando y formándose. Luego, si mantiene el nivel, nadie duda de que su vuelta a España está casi asegurada. Por el momento, de donde no se va a mover es de la selección española.

Lo último en Deportes

Últimas noticias