La vida de Ryan Fischer cambió repentinamente hace cuatro días mientras paseaba en una calle en Los Ángeles a los perros Asia, Koji, and Gustav, propiedad de la cantante Lady Gaga.

Dos personas se bajaron de un auto, comenzaron a forcejear con Fischer para arrebatarle dos de los perros. Mientras el cuidador resistía el asalto, una de las personas lo agarró por la espalda, mientras el otro hizo un disparo con su pistola. Los criminales agarraron a Koji y Gustav y marcharon, mientras el joven yacía tirado en la acera de un área de Hollywood desangrándose.

En un mensaje escrito en su cuenta de Instagram, Fischer publicó hoy dos fotos suyas acostado en una cama de hospital, junto con un emotivo mensaje donde narra los minutos posteriores a ser atacado, cómo la perra Asia, que no fue raptada, se mantuvo a su lado, a la vez que agradeció a sus familiares y amigos por el apoyo.

“Hace 4 días, mientras un automóvil se alejaba a toda velocidad y la sangre salía de mi herida de bala, un ángel trotó y se acostó a mi lado. Mis gritos de pánico se calmaron cuando la miré, a pesar de que registré que la sangre que se acumulaba alrededor de su pequeño cuerpo era mía. Acuné a Asia lo mejor que pude, le agradecí por todas las increíbles aventuras que habíamos vivido juntas, me disculpé por no poder defender a sus hermanos y luego resolví que todavía trataría de salvarlos... y a mí mismo”, narró Fischer.

“Con la esperanza de que mis súplicas ‘tranquilas’ y contundentes por la urgencia de mi cuidado, así como las descripciones enfocadas de los perros, fueran suficientes para ayudarme y obtener suficiente atención de la policía y los medios para encontrar a los niños, miré hacia atrás a mi ángel de la guarda. Sonreí ante su forma temblorosa, agradecido de que al menos estuviera bien”, continuó.

“A partir de ese momento, justo cuando los vecinos salían de sus casas y restaurantes hacia nosotros en la acera, mi vida ha dado un giro muy repentino e inesperado. Todavía me estoy recuperando de una llamada muy cercana a la muerte y me he mantenido ajeno de la historia en los medios de comunicación. Escribiré y diré más después, pero la gratitud por todo el amor que siento es inmensa e intensa. ¡Sentí tu apoyo sanador! Gracias. Me siento honrado y agradecido de que la atención y el enfoque de la policía fueran suficientes para que Koji y Gustav volvieran a estar a salvo, y sé que están comprometidos a llevar a estos criminales ante la justicia. Estoy muy agradecido por todo lo que continúan haciendo”, añadió el joven quien estuvo anteriormente trabajando como paseador de perros en Nueva York, según información obtenida por Entertainment Tonight.

“A todos mis amigos y familiares que han llorado conmigo y tal vez incluso se han reído de uno o dos de mis chistes morbosos a mi lado o a través de una pantalla: te amo. Gracias por mantenerme con los pies en la tierra ahora más que nunca. Y mi mamá y mi hermano volaron aquí para estar conmigo. ¡¡¡Feliz cumpleaños Sean!!! Los amo a ambos con todo mi corazón. Todos los vídeos de perros y las fotos de mis clientes para mantener mi ánimo hicieron milagros. Ver sus caras iluminarse cuando dijiste mi nombre me motiva a seguir presionando para poder jugar con ellos y verlos pronto. ¡Los amo a todos! Personal de primeros auxilios y trabajadores de la salud: literalmente me salvaron la vida y me ayudaron a caminar como un recién nacido, no puedo agradecerles lo suficiente. Y para Eliseo, mi familia en Haüs y @ladygaga: sus bebés han vuelto y la familia está completa... ¡lo logramos! Me han mostrado mucho apoyo a lo largo de toda esta crisis, tanto para mí como para mi familia. Pero su apoyo como amigo, a pesar de su propia pérdida traumática, fue inquebrantable”, detalló Fischer desde el hospital.

“¿Y ahora? Todavía se necesita mucha curación, pero espero con ansias el futuro y el momento en que me bombardeen con los besos y los lamidos de Asia, Koji y Gustav”, concluyó el cuidador.

Ambos perros de la cantante y actriz fueron recuperados dos días después de ser secuestrados. Lady Gaga había informado a través de sus redes sociales que estaba dispuesta a pagar una recompensa de $500,000 a cualquier persona que tuviera información de los canes, o si los entregaba sanos y salvos.