La Policía Foral ha detenido desde el pasado viernes 6 de noviembre a ocho personas e investiga a nueve más como presuntas autoras de distintos delitos. De todos ellos se ha informado a la autoridad judicial a través de los correspondientes atestados policiales.

DELITOS CONTRA LAS PERSONAS

Por delitos de malos tratos en el ámbito familiar, patrullas de seguridad ciudadana detuvieron en Sarriguren y Villava a un vecino de Cullera de 44 años y a otro de Berriozar de 50. En Estella-Lizarra y Barañain dos varones de 19 y 67 años eran detenidos y trasladados a dependencias policiales como presuntos autores de un delito contra la libertad sexual.

OTROS DELITOS

Dos de los detenidos son vecinos de Pamplona de 18 y 21 años, este último también imputado por un segundo delito tras amenazar a los agentes. Ambos infringían la normativa vigente anti COVID al participar en botellones, uno en vía pública y otro en un apartamento alquilado, en el que estaban otras tres personas. Los otros dos son un hombre de 38 años que fue detenido en Altsasu por un delito de resistencia y desobediencia y un vecino de Tudela de 52, detenido por atentado a agente de la autoridad.

INVESTIGACIONES

Por un delito contra la seguridad vial cometidos en Mutilva, Santesteban y Ansoáin, se investigan a tres conductores por circular sin permiso al carecer de puntos, por circular con una tasa de alcohol delictiva y por conducir sin haber obtenido nunca el permiso. En Estella, un vecino de Arakil de 54 años es investigado como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación y en Pamplona se hace lo propio con tres personas; dos varones de 22 y 29 años por un delito de hurto y contra la indemnidad sexual respectivamente y una mujer de 24 por un delito de acoso. Finalmente, en Tudela se investiga a una mujer de 30 por un delito de usurpación de estado civil y en Erro a un joven de 22 como presunto autor de dos delitos de daños, uno de lesiones y otro de lesiones leves.