Confirman que asesinaron a Pinky Curvy, una de las acusadas en el notorio caso de la ganga Las Farc


¡Tambien te puede interesar

Confirman que asesinaron a Pinky Curvy, una de las acusadas en el notorio caso de la ganga Las Farc - España Madrid Noticias


Translate Google:

Confirman que asesinaron a Pinky Curvy, una de las acusadas en el notorio caso de la ganga Las Farc

6 dias publicado 26
Compartir en Redes Sociales

Isadora Nieves Cruz, popularmente conocida como Pinky Curvy, fue asesinada anoche en una balacera en Hato Rey, que también dejó herido de bala a un joven de 23 años, confirmó esta mañana el coronel José Juan García, comandante del área de San Juan de la Policía.

Nieves Cruz, de 24 años y madre de una niña, se encontraba en libertad condicionada tras figurar en febrero de 2019 en un pliego acusatorio federal junto con otras 75 personas en el caso contra la pandilla narcotraficante conocida como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cantera o Las FARC.

Previo a su arresto, Nieves Cruz se había hecho popular en las redes sociales por el apodo de Pinky Curvy, particularmente por un vídeo en el que aparece discutiendo con quien era su novio en aquel momento, además de las promociones para la venta de ropa y productos cosméticos.

García indicó que Nieves Cruz y su novio, residente en Cataño, salían de un restaurante en la avenida Roosevelt, en Hato Rey, en una guagua pickup Toyota Tacoma color gris cuando fueron atacados a tiros.

“Aparentemente, en el área cercana los estaban velando. Empiezan a dispararles y ellos arrancan. Cruzan la avenida Roosevelt y entran por donde estaba el (restaurante) Zipperle, y se van por la urbanización hacia por la calle que lleva a la Placita y al cuartel (de la Policía) Municipal”, relató García, citando la investigación preliminar.

“Ellos tratan de perderlos, pero los encuentran y vuelven a dispararles, cruza la avenida Roosvelt, pasan la isleta y caen de nuevo frente al negocio (de donde habían salido). Abandonan el carro y se van a buscar refugio dentro del negocio”, agregó.

Para ese momento, alguien ya había llamado al Sistema de Emergencias 9-1-1 alertando sobre detonaciones a eso de las 9:46 p.m. Unidades que estaban cerca del lugar llegaron casi al momento en que los sujetos terminaban de tirotear el auto.

De hecho, la querella indica que “los atacantes, al percatarse de la presencia policiaca, realizaron varias ráfagas de disparos para abandonar el lugar”.

Así comienza una búsqueda en un área cercana a la estación del Tren Urbano de Santurce hallaron un vehículo que se investiga para determinar si guarda relación con la escena del asesinato de Nieves Cruz.

García indicó que se trata de un carro Hyundai Accent, color rojo, que fue abandonado en el lugar. No muy lejos de allí se había avisado sobre un carjacking, pero al momento no se tenían más detalles.

Poco después de la balacera, la Policía encontró este auto Hyundai Accent abandonado cerca de la estación del Tren Urbano en Santurce. (ELNUEVODIA.COM)

Los oficiales observaron que ese auto tenía impactos de bala, pero estaba por corroborarse si los impactos en el cristal frontal es de afuera hacia adentro o de adentro hacia fuera, pues en el interior encontraron casquillos de bala.

Según García, en la escena del asesinato de Nieves Cruz “se hallaron múltiples casquillos de bala de distintos calibres. Había de AKA-47, de rifle .223 y de pistola”.

Los oficiales encontraron el cuerpo sin vida de Nieves Cruz dentro de la guagua pickup, en la que se observaban múltiples impactos de bala en la carrocería.

Mientras, el joven resultó con heridas de bala en piernas y brazos. García dijo que estaba en condición estable y consciente al ser llevado a un hospital, donde se dejó presencia policiaca por su seguridad.

Sin embargo, García dijo desconocer la razón de la balacera o si los disparos iban dirigidos contra ambos o contra uno de los dos en particular.

Sobre el joven, dijo que al momento se desconocía si tiene expediente criminal, mientras que de Nieves Cruz solo se conoce su vínculo con el caso de Las FARC.

En la escena se ocuparon casquillos de bala de tres calibres distintos. (ELNUEVODIA.COM)

El 27 de febrero de 2019, Nieves Cruz se entregó al Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) tras ser incluida en el pliego acusatorio. Enfrentaba cargos por conspiración para distribuir sustancias controladas, incluyendo cocaína, heroína y marihuana.

Un mes después, Nieves Cruz salió bajo una fianza de $80,000 que le fijó el magistrado federal Marcos López, quien también le impuso permanecer bajo arresto domiciliario.

Meses después, Nieves Cruz fue amonestada por el juez federal Gustavo Gelpí después de que la Oficina de Probatoria reportara que había fallado con el horario de toque de queda que le había impuesto el tribunal para estar en su casa de 6:00 de la tarde a 6:00 de la mañana.

Conferencia de prensa de fiscalía federal sobre operativo de arrestos esta madrugada

Posted by El Nuevo Día on Wednesday, February 27, 2019

¿Qué es el caso de la ganga Las FARC?

Con el arresto del líder y otras 31 personas, las autoridades federales aseguraron el 27 de febrero de 2019 haberle asestado un golpe significativo a la organización narcotraficante Las FARC, a la que le imputan actos de violencia que incluía lanzar los cadáveres de sus víctimas a caimanes vivos.

La entonces jefa de la fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez, informó que un gran jurado federal emitió un pliego acusatorio contra 75 personas, incluyendo a Vladimir Natera Abreu, uno de los líderes, quien estaba prófugo en República Dominicana.

Para el día del operativo, 32 de los 65 acusados estaban bajo custodia, incluyendo al líder, a quien la fiscalía identificó como Emmanuel Pacheco Marín.

Aunque expresó que no podía asegurar que la organización había sido desmantelada, Rodríguez dijo que “sí hemos dado un golpe grande”.

Rodríguez indicó que, además de los 75 acusados, Edison Merced Olivera y Waldemar Febres Sánchez fueron objetivos de la misma investigación, pero que fueron acusados en un pliego separado.

Ambos fueron arrestados en República Dominicana y extraditados a Puerto Rico por una acusación estatal relacionada al asesinato de otro miembro de esa organización, Carlos Giovanny Báez Rosa, mejor conocido como Tonka.

“Durante la investigación se recibió información a los efectos de que la organización, para disponer de cadáveres, en ocasiones los tiraban como comida a cocodrilos y caimanes que poseían”, sostuvo Rodríguez.

Señaló también que solían raptar a narcotraficantes rivales, así como miembros de sus propia organización para intimidarlos y mantener el control de las operaciones de narcotráfico.

Rodríguez dijo que ese tipo de acciones contra miembros de la misma organización pudiera estar relacionado con el alegado asesinato de Tonka, quien era miembro de esa ganga.

Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales