Todos los bares y comercios de la provincia de Sevilla tendrán que cerrar a las 20:00 durante una semana tras aumentar el número de casos de afectados por coronavirus. La duda está en si la restricción entra en vigor este viernes o, como viene siendo habitual, a las 00:00 del sábado. El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, comparecerá a las 19:00 de esta tarde para esclarecer cuándo entra en vigor la medida.

Esta reducción del horario comercial, que ahora estaba fijado a las 22:30, se adopta una vez que la provincia de Sevilla, con una incidencia de 231 casos, ha pasado al nivel de alerta 3 grado 1, que incluye nuevas restricciones horarias tras una nueva orden publicada por la Consejería de Salud el 8 de abril ante la "crítica situación epidemiológica" de la comunidad. 

Junto a estas restricciones para toda la provincia, los municipios de Los Corrales, Martín de la Jara y El Palmar de Troya tendrán desde mañana cierre perimetral y de toda la actividad no esencial al registrar una incidencia superior a un millar de contagios por coronavirus por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días. 

Además, once municipios sevillanos tendrán cierre perimetral por superar los 500 casos por cada 100.000 habitantes: Alcalá del Río, Castilleja del Campo, El Cuervo, El Garrobo, Guillena, Isla Mayor, La Luisiana, Los Molares, Montellano, Peñaflor y El Ronquillo. 

La nueva orden de la Junta regula que los establecimientos comerciales podrán tener un máximo del 60% de aforo y con distancia de seguridad, y el aforo en hostelería y restauración se limita al 50% en interior y el 100 por cien en las terrazas. 

La orden establece un máximo diez personas en velatorios y entierros en el interior y veinte en el exterior y que se limite al 50 % el aforo máximo de ceremonias civiles y religiosas y el de banquetes, donde se permiten hasta 50 personas en interior y 75 en exterior.