Cuando Carlos Soto y Analiz Cardona recuperaron esta tarde el foodtruck con el que llevan el pan de cada día a su hogar, no pudieron contener las lágrimas, pues el vagón que unos desconocidos hurtaron la madrugada del lunes en la carretera PR-129 del barrio Bayaney, en Hatillo, representa la realización de un sueño y el resultado de múltiples sacrificios.

Fue hace seis meses que Master Burger abrió sus puertas y, desde entonces, la pareja se ha mantenido laborando día a día para ofrecer a sus clientes el mejor servicio y enseñarle a su hijo de 3 años el valor del trabajo. El foodtruck tiene un valor adicional, pues fue construido en su mayoría por el padre de Soto, tarea en la que estuvo laborando por alrededor de dos años.

“Siempre tenía el sueño de emprender y como en el mes de junio con unos ahorros que teníamos y otras cosas que se vendieron logramos construir el vagón. Poco a poco seguimos ahorrando y lo equipamos. Muchas amistades me ayudaron en mano de obra, detallitos que me dan para bregar y mi papá estuvo mano a mano construyendo esto en su totalidad”, narró Soto a El Nuevo Día.

El foodtruck apareció esta madrugada en el barrio Palmarejo de Corozal tras una búsqueda por parte de personal del Negociado de Vehículos Hurtados de la Policía en Bayamón, quienes lo llevaron hasta su sede en el mencionado municipio. El vagón está en buenas condiciones, pero fue localizado vacío.

“Estaba la campana completa, las freidoras, estufa de dos hornillas, planchas fregaderos, mesa de trabajo, nevevera y un ‘freezer’. Estamos hablando de, entre todo y la mano de obra, $35,000 a $40,000″, detalló Soto, quien estudió cocina y respostería. Tampoco apareció la compra de alimentos que había realizado el día antes del robo.

Carlos Soto y Analiz Cardona al reabrir la ventanilla de su carretón.

Por su parte, Cardona indicó que está agradecida del esfuerzo de la Policía y la cooperación de los ciudadanos, ya que en algún momento pensaron que no recuperarían el vagón.

“Rápido se llamó a las agencias pertinentes y comenzó la investigación. Estoy muy agradecida con toda la ciudadanía por el apoyo que nos han dado porque ha sido masiva. Han sido muchas las llamadas, muchos los textos y muchas las palabras de aliento porque muchos nos conocen y saben que venimos de la nada. Muchos nos conocen y saben que hemos empezado desde cero, que realmente esto es un sueño y este es el sustento de mi familia”, expresó.

Asimismo, resaltó que la parte más difícil para de esta experiencia fue explicar a su hijo lo que había ocurrido con el vagón.

“Mi chico lo que tiene son tres años y cuando le dimos la noticia, porque todos los días preguntaba por el negocio de papá, me decía: ’mamá , hay que llamar a la Policía y hay que arrestarlo y llevarlo a la cárcel’. Yo solo le pido al Señor que esas palabras que él dijo se cumplan”, subrayó.

Sobre esto, el director del Negociado de Vehículos Hurtados en Bayamón, Félix Fuentes indicó que la Policía se mantiene tras la pista de los responsables, quienes presuntamente pertenecen a una organización criminal que se dedica al robo de vehículos.

El martes en la noche agentes del negociado llegaron hasta la urbanización Haciendas de Dorado, donde localizaron en una residencia la evidencia que los condujo hasta llegar al vagón. En este lugar encontraron una flota de vehículos robados.

“Una cosa llevó a la otra porque teníamos información que esta organización fue la que hizo el movimiento de hurtarse este foodtruck de alimentos”, señaló al indicar que la investigación para dar con los individuos está adelantada. “Pronto vamos a estar haciendo la radicación de los casos”.

Mientras la investigación poliaca continúa, la pareja aseguró que trabajará para reabrir su establecimiento tan pronto sea posible. Esta tarea será cuesta arriba, pero cuentan el apoyo de diversos ciudadanos y hasta funcionarios públicos que se ofrecieron a ayudarles.

El vagón fue localizado en el barrio Palmarejo de Corozal.

“Tengo mucha gente escribiéndome y primero quería llegar a ver el vagón. Ahora me sentaré y me comunicaré con muchas personas que quieren dar la mano. Cualquier ayuda, así sea un tornillo, es importante para nosotros ahora mismo”, acotó Soto.

Entre los planes de la pareja está convertir la noticia del robo del vagón en algo positivo, por lo que no descartaron que por el auge que ahora tienen expandan su negocio más adelante.

“Esto ha llegado a tantas personas que tal vez podamos construir un segundo Master Burguer fuera de esa área. Vamos crecer y vamos a dar de qué hablar. Si dimos de qué hablar con esta noticia negativa, vamos de qué hablar con lo positivo”, anticipó Cardona.