Educación y Transición Ecológica trabajan en un plan para abordar la educación medioambiental en la escuela

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, ha asegurado este jueves que su Ministerio incluirá la educación para el desarrollo sostenible en "todas las etapas formativas", y que estos conocimientos serán parte de la asignatura de Valores Cívicos y Éticos, ya que el objetivo es, según ha dicho, que los alumnos adquieran competencias en sostenibilidad para 2024.

"Queremos que en 2024 el alumnado haya accedido a los aprendizajes y competencias necesarios para promover el desarrollo sostenible y que los docentes hayan recibido capacitación específica relacionada con la Agenda 2030", ha afirmado durante la inauguración del seminario web 'Estrategias educativas hacia la sostenibilidad', que se ha celebrado con motivo del Día Internacional de la Tierra.

"El sistema educativo español no puede ser ajeno a las amenazas a la vulnerabilidad del planeta, y en ese espíritu se enmarca la nueva ley educativa", ha defendido la ministra, que considera que esta norma (la LOMLOE o 'Ley Celaá') es "una ley transformadora que por primera vez incorpora referencias explícitas para la educación en el desarrollo sostenible".

Según Celaá, esas referencias han de incorporarse a los planes y programas educativos de la enseñanza obligatoria, incorporando los conocimientos, capacidades, valores y actitudes que necesitan las personas para "una vida fructífera", para así tomar decisiones fundamentales y fundamentadas y "asumir un papel activo a la hora de resolver problemas comunes".

En este sentido, recuerda que la reforma curricular en la que trabaja el Ministerio con la comunidad educativa, se fundamenta en el enfoque competencial (no tan memorístico). Entre las competencias claves definidas por la UE figura la competencia ciudadana, que contempla, entre otros, según Celaá, "la comprensión de conceptos como los cambios demográficos y climáticos o la sostenibilidad en el contexto mundial y sus causas subyacentes".

LOS CENTROS, "ESPACIOS DE CUSTODIA DEL MEDIO AMBIENTE"

Durante su intervención, la ministra ha aseverado que para comprender y hacer comprender la coyuntura actual, los centros educativos han de adquirir protagonismo y convertirse en entornos dinamizadores donde la educación para la sostenibilidad impregne el aprendizaje de los alumnos, ya que la escuela es el "espacio idóneo para iniciar una educación transformadora".

Así, defiende que es en el colegio o en el instituto donde los estudiantes tienen que reconocer el cuidado al medio ambiente como una motivación central, pues "la adquisición de competencias en este campo es esencial para redefinir nuevos comportamientos y generar nuevas formas de participación que sean motores de cambio social".

"Los centros han de convertirse en sí mismos en espacios de custodia y cuidado del medio ambiente", ha añadido, lanzando una reflexión: "Si quieres que los adultos reciclen, han que los niños comprendan la importancia de reciclar y los adultos lo harán".

Por tanto, apela a la dirección de los centros, a los Consejos Escolares y a las asociaciones de padres y madres de alumnos a promover "una nueva cultura de la cooperación social", con planes para incentivar estilos de vida sostenibles y fomentando el consumo responsable, la reutilización y el contacto con los espacios verdes.

PLAN DE ACCIÓN

Durante su intervención, la ministra ha avanzado también que el Ministerio de Educación y FP y el Ministerio para la Transición Ecológica están trabajando en un plan de acción que fijará las líneas estratégicas en materia de medio ambiente y sostenibilidad hasta 2025, para abordar la educación medioambiental en todas las etapas de la escuela.

Según informan a Europa Press fuentes del Ministerio que dirige Isabel Celaá, el plan, que no solo desarrollará contenidos curriculares sino también actuaciones concretas para cuidar el medio ambiente, se está terminando y se llevará a Consejo de Ministros a propuesta de ambos Ministerios dentro de "unos meses".