14/11/2020 - 14:27 Actualizado: 14/11/2020 - 14:27

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha criticado que Sánchez haya "cruzado una línea negra" al "venderse" a cambio de unos "apoyos inconfesables", refiriéndose al apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado anunciado por Arnaldo Otegi el pasado jueves. "Sánchez no ha cogido la mano del constitucionalismo y ha cogido la de aquellos que no condenan" el terrorismo de ETA. "Es una indignidad moral que tiene que acabar", ha declarado.

Casado ha intervenido este sábado en el 17º Congreso del PP de Zaragoza, donde ha mencionado el pacto del Partido Socialista de Navarra con la formación abertzale para aprobar las cuentas de la Comunidad Foral, que se ha conocido a lo largo de la mañana. Según ha informado el Ejecutivo navarro, el acuerdo refleja que, a lo largo de las conversaciones mantenidas por las partes, se ha podido constatar que “en estos momentos tan difíciles es cuando más se necesita actuar con altura de miras pensando en las personas y asumir responsabilidades, teniendo como guía de actuación responder a las necesidades de la ciudadanía navarra”.

 Emiliano García-Page con Pedro Sánchez. (EFE)

Sobre este acuerdo del socialismo navarro con el partido independentista vasco, Casado ha afirmado que "Pedro Sánchez ha acabado con el socialismo constitucional, ese socialismo histórico" de la Transición, por lo que el PP se va a abrir a la sociedad para "forjar alianzas con los que creen en los derechos fundamentales y las libertades públicas" y "ensanchar ese espacio de moderación" para volver al Gobierno de España. Además, ha criticado que las cuentas del Gobierno "llevan a la ruina", perjudican a las clases medias y bajas, generando "más deuda, más despilfarro y más déficit".

Casado ha reclamado que el PP debe ser "la casa común" para los que se oponen "a Bildu, de los constitucionalistas y europeístas". El líder popular ha asegurado que su partido "debe abrir las puertas a otros que a veces no se han sentido representados por el PP".

La intervención de Pablo Casado se ha producido después de que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, acusara a los populares de crear una "inestabilidad insoportable" cuando pierde las elecciones y no gobierna y lo hace, ha subrayado, en un momento en el que España atraviesa una crisis muy grave por la pandemia.

En declaraciones a los medios desde la sede del PSOE, Calvo ha reprochado que mientras otras fuerzas políticas han respondido a esa llamada "de coordinación y unidad" que necesita el país, el partido de Pablo Casado se instala "en la irresponsabilidad", recordando además que a lo largo del tiempo han llegado a acuerdos con EH Bildu y Vox.

Por su parte, Ciudadanos ha registrado este sábado una batería de preguntas dirigidas al Gobierno en las que reclaman al Ejecutivo que responda si se ha incluido en la negociación de los Presupuestos de 2021 con el grupo EH Bildu alguna referencia a la situación de los presos etarras y a la de las prisiones vascas.

"El dolor que los privilegios concedidos a ETA provoca en las familias de estas víctimas es infinito, tanto como la indignidad de ver negociar al Gobierno de España con aquellos que brindaban con champán con cada asesinato de ETA", han criticado desde Ciudadanos. Y es que el grupo ha preguntado sobre el "acercamiento" a prisiones vascas y alrededores de presos de la banda terrorista ETA y sobre "otros beneficios penitenciarios" que está realizando el Ministerio del Interior.

La líder del partido, Inés Arrimadas, y el diputado Pablo Cambronero han firmado la batería de preguntas con la que Cs reclama al Gobierno si las acciones del Ministerio, como el traslado de los presos de ETA desde el módulo de aislamiento del centro penitenciario de Huelva -entre ellos Francisco Javier García Gaztelu 'Txapote', condenado por varios asesinatos y entre ellos el de Miguel Ángel Blanco-.

 El exdirigente de ETA Javier García Gaztelu, "Txapote'. (EFE)