El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha asegurado este viernes que su ejecutivo aprobará la reforma del delito de sedición antes de fin de año. Según Campo, las tareas al Ministerio de Justicia "están bastante avanzadas" y una vez superen todos los trámites parlamentarios la reforma del delito de sedición se podrá aplicar a los presos independentistas si incluye una modificación en la baja de las penas.

Campo ha apuntado también que continúan los trámites de gestión del indulto a los presos, a pesar de que solo ha apuntado que se resolverá "en tiempos razonables" y no ha avanzado cuál será la decisión final del presidente del Gobierno. "Hay expedientes de indultos que tardan seis meses, y otros un año y pico".

El ministro de Justicia ha hecho estas manifestaciones en una entrevista en TVE, donde ha apuntado que la finalidad de la reforma del delito de sedición "es armonizar nuestro derecho a los países de nuestro entorno en la hora de recoger unas figuras delictivas graves en sus términos justos".

Según Campo, la reforma podrá modificar la situación penitenciaria de los políticos presos. "Hay que ver la redacción final", pero "cuando afecta a unos hechos juzgados anteriormente, si es más beneficioso en cuanto a las penas, el tribunal sentenciador hace la adecuación o el estudio sobre si se tiene que tocar".

En todo caso Campo ha afirmado que en primer lugar el gobierno español hará un anteproyecto de Ley y pretende abrir "un gran debate" con los sectores antes de aprobar la reforma al Consejo de Ministros y llevarla en el Congreso de los Diputados