El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce, encabezó este jueves los actos nacionales por el Día Mundial de la Madre Tierra con el reclamo renovado de justicia climática.

LEA TAMBIÉN: 

Músicos del mundo celebran Día Internacional de la Madre Tierra

El mandatario boliviano tomó parte en el Foro Reencuentro con la Madre Tierra en el cual reafirmó el compromiso de su gobierno con la Madre Tierra, para lo cual su país generará "energías limpias como la fotovoltaica, eólica y el proyecto de diésel renovable". 

Recordó que su gobierno trabaja en diversos temas, como la reactivación de la plataforma campesino-indígena, porque "son ellos los que conviven directamente con la Pachamama" y son los que, a juicio de Arce, "deben llevar adelante las acciones contra el cambio climático", como protagonistas dentro de la sociedad civil.

Anunció, asimismo, la reactivación del "Fondo plurinacional para la Madre Tierra", el cual debe impulsar el programa de adaptación y mitigación al cambio climático, el cual definió como "crisis climática", por su amplitud.

Reiteró el compromiso de su gobierno en la lucha contra el cambio climático y la protección de los derechos de la Madre Tierra. Además, anunció la aprobación de dos decretos; uno para proteger la fauna silvestre que vive en Bolivia y otro para derogar un decreto del gobierno de facto con el cual se abría Bolivia a la presencia de transgénicos sin control de ningún tipo.

En 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra. Al hacerlo, los Estados Miembros reconocieron a la Tierra y sus ecosistemas como "nuestro hogar común" y expresaron su convicción de que es necesario "promover la armonía con la Naturaleza para lograr un equilibrio justo entre las necesidades económicas, sociales y ambientales del presente y el futuro".