Bolivia celebró este jueves en La Paz una jornada de actos nacionales por el Día Internacional de la Madre Tierra denominado Reencuentro con la Pachamama-Madre Tierra, con la presencia del Presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca.

LEA TAMBIÉN:

Músicos del mundo celebran Día Internacional de la Madre Tierra

El mandatario reiteró en un discurso de inauguración de la "Feria de Nuestra Madre Tierra",  el compromiso gubernamental por los derechos naturales y anunció la reactivación del Fondo Plurinacional para la Madre Tierra, impulsor a su vez del programa de adaptación y mitigación al cambio climático, detalló.

También, informó la aprobación de dos decretos para la protección natural en Bolivia, el primero para proteger la fauna silvestre y otro para derogar un decreto del gobierno de facto que aprobaba la presencia descontrolada de transgénicos.

Proteger la fauna silvestre es de interés nacional, por lo que aprobamos el DS 4489 para asegurar su bienestar, conservación y preservación, respetando su derecho a vivir libre en su ambiente aéreo, acuático o terrestre, y a reproducirse en su medio natural. #DíaDeLaMadreTierra pic.twitter.com/ShF6j6R0Ri

— Luis Arce Catacora (Lucho Arce) (@LuchoXBolivia) April 22, 2021

En esta jornada, también el vicepresidente David Choquehuanca, tomó parte en un evento virtual donde refirió el compromiso de su país de liderar, con todos los pueblos del Sur, una acción global en esta materia y solicitó al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, convocar de manera urgente una Asamblea de la Tierra para analizar el impacto del capitalismo 

El vicepresidente afirmó que la Madre Tierra está "amenazada por el desarrollo capitalista salvaje" que ha convertido a la vida misma en un "gran mercado, como es el caso de las vacunas" contra la Covid-19, mientras un mensaje grabado del secretario de la ONU reafirmó que hay ecosistemas y cadenas alimentarias cruciales que se están viendo al borde del colapso, porque se trata el aire, la tierra y los mares como vertederos. 

También el canciller  venezolano Jorge Arreaza participó en este evento, y enfocó su discurso en el fracaso del sistema capitalista salvaje, que ha convertido en mercancía a la naturaleza y bajo el cual no hay manera de cumplir con los objetivos de la humanidad. A su vez, instó a una reconciliación de la conexión con la naturaleza.

La Feria de la Madre Tierra en la plaza San Francisco, que dio inicio a las actividades por la jornada en el país, contó con la presencia del Presidente y el vicepresidente, quienes celebraron la diversidad de productos naturales (medicina, hierbas, entre otros) y ratificaron la importancia de los campesinos indígenas como defensores del medio ambiente.

Bolivia tiene una tradición cultural de respeto por la tierra y sus ecosistemas expresado en la Pachamama, la máxima divinidad de los pueblos andinos, representante de fertilidad y protección. Por ello, la celebración del Día Internacional de la Tierra, instituida en 2009 por la ONU para concientizar sobre el cuidado natural adquiere una connotación mucho más propia en el país.