Estados Unidos este jueves en Siria realizó la primera intervención militar de la era de Joe Biden. Las fuerza aérea norteamericana realizó un ataque aéreo contra una estructura militar que pertenecía a milicias respaldadas por Irán, según informaron fuentes de la Administración estadounidense citadas por los medios locales, en respuesta a los ataques con cohetes contra objetivos estadounidenses sufridos recientemente en Erbil, Irak.

La ofensiva, aprobada por el presidente Biden, ha sido limitada, según la agencia Reuters, lo que permite reducir el riesgo de una escalada de tensión entre países. El Gobierno iraquí está llevando a cabo su propia investigación del ataque que el 15 de febrero hirió a estadounidenses, así que la decisión de atacar solo en Siria y no en Irak, le evita responder y le concede tiempo.

Los ataques con cohetes contra las posiciones de Estados Unidos en Irak coincidieron con las conversaciones entre Washington y Teherán para recuperar el acuerdo nuclear de 2015 abandonado por el expresidente Donald Trump. En el ataque del 15 de febrero, una serie de cohetes alcanzaron la base militar estadounidense ubicada en el Aeropuerto Internacional de Erbil, en la región controlda por los kurdos, lo que causó la muerte de un "contratista" no estadounidense e hirió a varios contratistas estadounidenses.

Ampliaremos

Con información de El País.