La espera y la incertidumbre que han vivido muchos de los atletas en el país mientras esperaban por su turno para recibir una vacuna contra el COVID-19 culminó este miércoles, cuando un grupo de deportistas, incluidos competidores que buscan marcas para las Olimpiadas y los I Juegos Panamericanos Juveniles, participó de un evento de inoculación en la cancha Nilmarie Santini, en San Juan.

La actividad fue organizada por la Guardia Nacional y el Departamento de Recreación y Deportes (DRD) y contó con el apoyo del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur), cuyos atletas se mostraron complacidos con la oportunidad y la logística.

Una de ellas fue la fondista Beverly Ramos, quien llegó a la instalación deportiva en horas del mediodía. La corredora, que el lunes arribó a Puerto Rico procedente de Italia donde compitió en el Xiamen Marathon & Tuscany Camp Global Elite Race el domingo, era la única persona de su familia que no se había vacunado.

“Yo quería vacunarme porque llevo tres salidas fuera del país. Yo sé que cada vez que yo me monto en un avión es un riesgo. Así que tan pronto me dijeron que viniera, vine rápido”, expresó Ramos.

“Era algo que quería hacer hace tiempo porque estamos muy expuestos. La situación (del coronavirus) en el país ha aumentado dramáticamente, y nos da un poquito de miedo. Ahora nos queda cuidarnos”, agregó la plusmarquista nacional.

En términos parecidos se expresó la vallista Grace Claxton, que puntualizó que el acto de vacunarse no solo la protege a ella, sino a todos los que están a su alrededor.

“Estar aquí significa mucho. Es para protegernos a nosotros, a nuestras familias y a la gente que está a nuestro alrededor”, apuntó la atleta que busca una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio como parte del relevo 4 x 400 metros.

La corredora instó a los demás atletas a vacunarse como une medida de protección y para poder dejar atrás cuanto antes la pandemia.

“Es importante que se unan a este proceso para poder seguir hacia adelante”, articuló Claxton, que reconoció que toda esta situación -que provocó el atraso de las Olimpiadas- ha tenido un efecto adverso en su entrenamiento y a nivel emocional.

Igualmente, la tiradora Yarimar Mercado calificó el proceso de vacunación de “excelente” y “muy bien planeado”.

Yarimar Mercado recibe su primera dosis. (Ram—n "Tonito" Zayas)

“Estoy muy contenta de que hayan tomado la iniciativa de vacunar a los atletas porque nosotros viajamos y estamos expuestos. Estoy muy feliz de que ya tuve mi primera dosis”, apuntó la competidora que llegó recientemente de India.

Mercado compartió que durante ese viaje varios atletas se tuvieron que quedar más tiempo allí porque contrajeron el virus. Asimismo, recordó que al principio de la pandemia pasó siete meses en Argentina sin poder salir.

“Ese tiempo fue bien complicado. Estuve encerrada en cuatro paredes sin poder entrenar”, rememoró Mercado, quien recibió la ayuda de la familia de su novio, que son ese país sudamericano.

Alondra Negrón, especialista en los 3,000 con obstáculos, celebró la decisión del gobierno de abrir el proceso de vacunación a los más jóvenes y a los atletas, pues son dos grupos que están muy expuestos a contagiarse con coronavirus.

“Nosotros éramos la mayor preocupación de la pandemia, que queremos competir y que todo vuelva a la normalidad. Queremos regresar a nuestras clases en agosto, y creo que vacunarme ha sido la mejor decisión que he tomado”, puntualizó.

El estudiante-atleta Alejandro Hernández, de la Leadership Christian Academy, también destacó la manera organizada en la que se llevó el evento. Hernández es parte del grupo de jugadores que participa en el DRD Baseball Academy Tournament, que reúne a 10 escuelas especializadas de béisbol y que fueron incluidos en el proceso de inoculación.

“Ha sido un proceso bastante organizado. Me he sentido bien hasta ahora”, dijo el alumno de grado once.

“Vacunarme es bastante importante porque aporto a la inmunidad de rebaño”, agregó el joven de 16 años al hablar de su aportación como ciudadano.

Adolfo Hernández, padre del estudiante, destacó que las vacunas les brindan a los jóvenes como su hijo la oportunidad de volver a jugar.

“Que disfrute lo que le queda, ya que él está en grado 11 y ya mismo se gradúa. Pero los chiquitos se afectan mentalmente, y el deporte es una distracción muy buena”, acotó el hombre que se había vacunado previamente.

Sara Rosario (al centro) conversa con el general José Juan Reyes (izquierda) y el secretario designado del DRD, Ray Quiñones. (Ram—n "Tonito" Zayas)

Un alivio para el Copur a 100 días de Tokio 2020

Sara Rosario, presidenta del Copur, llamó la atención de que este proceso de vacunación se diera justamente cuando faltan 100 días para que se inauguren los Juegos Olímpicos de Tokio, el 23 de julio. La líder del olimpismo recordó que esto era algo que le habían pedido al gobierno desde hacía meses y compartió que ya varios atletas han tenido dificultades en sus viajes por motivos del COVID-19.

“Esta vacunación viene como anillo al dedo, justo en 100 días para Tokio. Por lo menos los atletas, las federaciones y sus familiares también pueden tener la tranquilidad de que el proceso va a continuar y de que vamos a vacunar no solo a los atletas sino a los oficiales que van a acompañar a estas delegaciones”, apostilló Rosario al referirse también a los competidores que representarán al país en los Juegos Panamericanos Junior 2021, que se llevarán a cabo del 9 al 19 de septiembre en la ciudad de Cali y el Valle del Cauca, Colombia.

Rosario explicó que entre 12 a 15 federaciones participaron del proceso realizado este miércoles. Expuso que muchos atletas ya se han vacunado por su cuenta. Agregó que el Comité Olímpico de Estados Unidos también se ha ofrecido a colaborar con la vacunación de los deportistas nacionales que viven en ese país.

En cuanto a los competidores que decidan no vacunarse, recalcó que no se les obligará, pero les recordó que “es un riesgo para ellos y es un riesgo para toda la delegación”.

“Un atleta que no asuma la responsabilidad de vacunarse a tiempo y se contagie previo a los Juegos Olímpicos pone en riesgo su participación completa. La recomendación, porque no podemos obligarlos, es que todo el mundo que aspire a estar en la delegación, que entre en un proceso de vacunación a tiempo”, expresó Rosario que dijo que no son muchos los atletas que hayan dicho que no se quieren vacunar, mientras hay otros que analizan cuál paso van a tomar.