La explosión de un coche bomba a última hora del miércoles en el suroeste de Pakistán dejó un saldo de al menos cinco muertos y 15 heridos.

LEA TAMBIÉN:

Estado Islámico se adjudica nuevo atentado en Pakistán

El incidente ocurrió en la ciudad de Quetta a las afueras del Hotel Serena poco antes de la llegada del embajador chino en Pakistán, Nong Rong, aparente objetivo del atentado.

De acuerdo al portavoz de la Policía de Quetta, Asad Khan, la bomba explotó antes de que llegase (el embajador). El funcionario dijo que se trató de una potente explosión: "Se usaron 40 o 50 kilos de explosivos en la detonación".

No se tiene claro si el embajador chino o miembros de su delegación fueron el objetivo del ataque bomba, pero los ciudadanos chinos y sus intereses en la región han sido atacados anteriormente por militantes talibanes e insurgentes nacionalistas.

In a press conference interior minister Sheikh Rasheed told about Chinese Ambassador staying at Serena hotel

He told, Ambassador is staying under highly secure environment. Now after #QuettaBlast he's asking agencies how come TTP came to know in which hotel Ambassador is staying

— ����Zaidu���� (@TheZaiduLeaks) April 21, 2021

Los talibanes de Pakistán se atribuyeron la responsabilidad del atentado.

"Fue un ataque suicida en el que nuestro atacante suicida usó su coche lleno de explosivos en el hotel", escribió un portavoz del grupo militante Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP).