La actriz italiana y una de las figuras del movimiento #MeToo, Asia Argento, acusó al director estadounidense Rob Cohen (“Fast and the Furious”) de haber abusado de ella en 2012. Argento, de 45 años, fue una de las primeras en denunciar estas conductas en el mundo del cine y en 2017 acusó al productor Harvey Weinstein, hoy en prisión, de haberla violado en 1997 cuando tenía 21 años.

Sobre Cohen señaló que la drogó para abusar de ella. Un portavoz del director negó categóricamente esta acusación y agregó que al tener una relación de amistad, la encontraba “desconcertante”. La nueva denuncia de la actriz se incluye en su libro “Anatomía de un corazón salvaje”, que lanzará hoy en Italia.

“Es la primera vez que hablo de Cohen”, dijo Argento en una entrevista que dio al diario Il Corriere della Sera. “Él abusó de mí, haciéndome beber GHB, tenía una botella”, comentó en alusión a un anestésico de acción rápida usada en algunos casos de violación. “En ese momento realmente no sabía qué era. Me desperté por la mañana desnuda en su cama”.

El hecho ocurrió hace dos décadas en el rodaje de la mencionada película de acción, protagonizada por el actor Vin Diesel.