La Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor de EEUU (CPSC) ha advertido a los consumidores del peligro de la cinta de correr Peloton Tread tras registrarse varios accidentes de niños pequeños y una mascota. El organismo de consumo estadounidense ha divulgado un comunicado y un vídeo, menos de un mes después de la muerte de un niño que quedó atrapado tras la cinta.

Hasta la fecha, la CPSC tiene conocimiento de 39 incidentes, incluida esa muerte. El personal de la CPSC cree que Peloton Tread + "presenta serios riesgos para los niños de abrasiones, fracturas y muerte". A la luz de múltiples informes de niños atrapados, inmovilizados y tirados debajo del rodillo trasero del producto, la CPSC insta a los consumidores con niños en casa a que dejen de usar el producto de inmediato.

Se cree que ocurrió al menos un incidente mientras uno de los padres corría en la cinta, lo que sugiere que el peligro no puede evitarse simplemente bloqueando el dispositivo cuando no está en uso. Los informes de una mascota y objetos succionados debajo del Tread + también sugieren un posible daño al usuario si el usuario pierde el equilibrio.

La CPSC insta a los consumidores a usar el producto solo en una habitación cerrada con llave, para evitar el acceso de niños y mascotas mientras la caminadora está en uso. También a mantener todos los objetos, incluidas las pelotas de ejercicio y otros equipos, alejados de la máquina para correr. Otra medida de seguridad básica es desenchufar la máquina cuando no se usa y dejar la llave de seguridad lejos del aparato.

La empresa fabricante del aparato ha cargado duramente contra las acusaciones: "El comunicado de prensa unilateral de la Consumer Product Safety Commission sobre la cinta de correr Peloton Tread + es inexacto y engañoso. El Tread + es seguro para que los miembros lo usen en sus hogares y viene con instrucciones de seguridad y advertencias para garantizar su uso seguro". La firma asegura que advierte que la cinta de correr Tread + "no es para niños menores de 16 años" y que en las instrucciones se advierte que tanto los niños como las mascotas deben estar alejadas del dispositivo cuando está en funcionamiento.

Te puede interesar

La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de EEUU (CPSC) está encargada de proteger al público de riesgos irrazonables de lesiones o muerte asociados con el uso de miles de tipos de productos de consumo. Las muertes, las lesiones y los daños a la propiedad causados por incidentes con productos de consumo cuestan en EEUU más de 1.000 millones de dólares al año, según el este organismo.