Un paso más en la nueva Guerra Fría: EEUU ordena a China el cierre de su consulado en Houston - España Madrid Noticias


Translate Google:

Un paso más en la nueva Guerra Fría: EEUU ordena a China el cierre de su consulado en Houston

2 meses publicado 19
Compartir en Redes Sociales

LUCAS DE LA CAL

Corresponsal

Pekín

Miércoles, 22 julio 2020 - 14:34

El Departamento de Estado confirma la decisión "con el fin de proteger la propiedad intelectual estadounidense y la información privada" tras las críticas y las amenazas de represalias de Pekín

Banderas de EEUU y China durante una reunión en Pekín en 2017.
Banderas de EEUU y China durante una reunión en Pekín en 2017. JASON LEE / AFP

Hace unas horas, una cadena de televisión de Houston emitió un vídeo en el que se ve a varias personas quemando bolsas de basura con documentos en el patio del consulado de China de la ciudad estadounidense. La policía y los bomberos acudieron al lugar después de la llamada de varios vecinos alertados por las llamas. Poco antes de todo aquello, los trabajadores de la delegación diplomática habían recibido la noticia de que debían de desalojar el edificio como tarde el viernes a las 16:00 horas. Estados Unidos había ordenado cerrar el primer consulado chino, abierto en 1979.

Según ha dicho este miércoles Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado, la orden es para "proteger la propiedad intelectual y la información privada de los estadounidenses". Desde Pekín ya han anunciado represalias. No hay pandemia que frene las tensiones entre las dos potencias mundiales. Ni día que no se abran nuevos frentes en la nueva Guerra Fría. El último, el cierre del consulado chino en Houston, supone un movimiento sin precedentes que aviva aún más un conflicto que toca casi todos los terrenos: desde el comercio y la tecnología, hasta las libertades de Hong Kong y la narrativa del coronavirus.

"Estados Unidos tiene muchas más misiones diplomáticas y personal que trabaja en China. Entonces, si Estados Unidos está empeñado en tomar este camino equivocado, nosotros responderemos resueltamente". Esta fue la respuesta al último enfrentamiento de Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China. Wang señaló en rueda de prensa que el cierre del consulado es "una provocación política unilateral por parte de Estados Unidos contra China, una violación grave del derecho internacional y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales".

La última vez que la administración de Donald Trump ordenó el cierre de un consulado extranjero en territorio estadounidense fue en agosto de 2017, cuando exigió a Rusia que cerrara su consulado en San Francisco y dos anexos diplomáticos, en Nueva York y Washington. Ahora le ha tocado el turno a China, que cuenta con otros consulados en Nueva York, Chicago, Los Ángeles y San Francisco. Por su parte, Estados Unidos, además de su embajada en Pekín, tiene consulados en las ciudades chinas de Wuhan, Shanghai, Shenyang, Guangzhou y Chengdu.

La portavoz estadounidense sugirió durante su comparecencia que China había violado la Convención de Viena, que dice que los diplomáticos deben respetar las leyes y reglamentos del Estado receptor y no interferir en sus asuntos internos. "Estados Unidos no tolerará las violaciones de la República Popular China de nuestra soberanía e intimidación de nuestro pueblo", dijo la portavoz.

Su homólogo chino respondió que esta orden se ha producido también en medio de una campaña de acoso a diplomáticos chinos y de intimidación a estudiantes del gigante asiático. "China condena enérgicamente este movimiento indignante e injustificado para sabotear las relaciones entre China y Estados Unidos. Nuestra parte insta a la parte estadounidense a retractarse inmediatamente de esta decisión equivocada", reclamó Wang.

OTRO EPISODIO DE UNA NUEVA GUERRA FRÍA

Este es otro episodio más en una disputa que no da tregua. Hace unos días, el principal foco de discordia era Hong Kong. El presidente Donald Trump firmó una orden para poner fin al trato comercial preferencial de la ex colonia británica después de que China aplicara la nueva Ley de Seguridad Nacional que amenaza la autonomía de la ciudad. "Hong Kong será tratado igual que China continental. Sin privilegios especiales, sin tratamiento económico especial, y sin exportación de tecnologías sensibles", dijo Trump. Desde Pekín respondieron prometiendo tomar represalias por lo que han considerado "acciones agresivas" contra Hong Kong en "asuntos internos de China".

Antes de Hong Kong, la pelea -que aún continúa- era por la represión de la minoría musulmana uigur en la región china de Xinjiang. Washington impuso el veto a tres dirigentes del Partido Comunista por su supuesta implicación en los abusos. Entonces Pekín vetó la entrada al país a dos senadores republicanos, Marco Rubio y Ted Cruz, el congresista Chris Smith y el embajador para la Libertad Religiosa, Sam Brownback.

Luego están las disputas territoriales en el Mar del Sur de China, donde el gigante asiático avanza posiciones y los militares estadounidense aumentan sus ejercicios con portaviones en la zona. Y, antes del cierre del consulado de Houston, el frente que se abrió fue en el ciberespacio, por la guerra que tiene Donald Trumo contra el gigante Huawei y su red 5G.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

ChinaEstados UnidosHong Kong
Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales