Un nuevo vídeo muestra a un hombre negro detenido suplicando antes de su muerte: "No puedo respirar"


¡Tambien te puede interesar

Un nuevo vídeo muestra a un hombre negro detenido suplicando antes de su muerte: "No puedo respirar" - España Madrid Noticias


Translate Google:

Un nuevo vídeo muestra a un hombre negro detenido suplicando antes de su muerte: "No puedo respirar"

2 meses publicado 14
Compartir en Redes Sociales

Un vídeo que muestra a un hombre negro, en aparente angustia médica, diciéndole repetidamente a los guardias del centro de detención "No puedo respirar", días antes de que muriera en un hospital, ha sido publicado esta semana por orden de un juez de Carolina del Norte, según informa la cadena estadounidense CNN.

El hombre, identificado como John Elliott Neville, de 56 años, puede ser escuchado diciendo a los guardias "¡Déjenme ir!" y "¡Ayúdenme!" y gritando "¡Mamá!" durante el incidente, un día después de ser arrestado, el 1 de diciembre de 2019. Tras quedar inconsciente durante el suceso, falleció más tarde en un hospital.

Los cinco guardias y la enfermera que atendieron a Neville antes de su muerte han sido acusados de homicidio involuntario por el fiscal del condado de Forsyth, Jim O'Neill. La oficina del sheriff del condado ha anunciado que todos ellos han sido relevados del servicio.

El caso es el último capítulo de un movimiento a nivel nacional que llama a un cambio sobre cómo la policía trata a los afroamericanos. Las protestas de costa a costa, surgidas tras la muerte en custodia policial de George Floyd, que gritó que no podía respirar mientras un oficial permanecía arrodillado en su cuello, se han desarrollado desde mayo.

El sheriff del condado de Forsyth, Bobby Kimbrough Jr. se disculpó con la familia Neville el miércoles, después de que fuese dictada la orden judicial de publicar las imágenes. "Quiero aprovechar esta oportunidad para decir cuánto agradezco la clase con la que has manejado el fallecimiento de tu padre", dijo Kimbrough. "He estado con ustedes desde el principio y continuaré estando con ustedes".

CAÍDA DESDE UNA LITERA

Neville fue arrestado por un cargo de asalto a una mujer en el condado de Guilford, según la oficina del sheriff. Mientras estaba detenido en el centro penitenciario del condado, experimentó una emergencia médica desconocida mientras dormía que le hizo caerse de su litera al suelo, aseguró el fiscal O'Neill. Los guardias y una enfermera fueron enviados a su celda, donde encontraron a Neville desorientado y confundido. Se tomó la decisión de trasladarlo a una celda de observación. En los siguientes 45 minutos, Neville sufrió lesiones que le hicieron perder la vida, dijo O'Neill.

Los vídeos tomados por las cámaras corporales y por cámaras de mano dentro del centro de detención muestran al menos a cinco guardias que atienden a Neville, en el suelo de su celda. Los agentes pueden ser escuchados en el vídeo, de 45 minutos, pidiendo que se quedara en el suelo e informándole de que acababa de tener un ataque. Se oye a Neville gritar "Espera, déjame levantarme, déjame levantarme", mientras los oficiales lo sujetan en el suelo y él forcejea con ellos. Neville grita en varias ocasiones "Ayudadme, ayudadme" y puede ser escuchado gritando, "¡Mamá! ¡Mamá! ¡Mamá!" e insultos. Un oficial le dice varias veces "John, escúchame. Estás teniendo un problema médico. Necesitas calmarte", pero Neville continúa gritando y forcejeando.

Mientras Neville continúa suplicando a los oficiales, se le dice que se relaje y que deje de resistirse. Durante varios minutos, los oficiales son vistos intentando quitarle las esposas a Neville, acostado inmóvil en el suelo con una bolsa blanca en la cabeza -destinada a proteger a los oficiales de su saliva-. Neville es finalmente sacado de su celda por los guardias Mientras lo lleva por el pasillo, un guardia puede ser escuchado preguntando, "John, ¿estás bien, amigo?". Neville responde, "No, ayúdame", a lo que el guardia contesta: "Te estamos ayudando. Tenemos un médico aquí. Tienes una condición médica, tienes que calmarte, ¿de acuerdo?".

Neville es llevado a otra habitación, donde una enfermera controla su presión arterial. La enfermera le pregunta a Neville si sabe dónde está, y él dice que no. La enfermera puede ser escuchada diciéndole que "permanezca relajado", y Neville continúa forcejeando y gritando: "¡Que alguien me ayude!". La enfermera le dice que lo están ayudando y que se calme. Momentos más tarde, Neville es trasladado a otra celda donde es colocado en el suelo y contenido por agentes, que parecen estar tratando de nuevo de quitarle las esposas. Neville continúa gritando, "¡Ayuda! ¡Mis muñecas! ¡Ayúdame! No puedo respirar". Un oficial le dice, "Te escucho. Estás hablando, puedes respirar". Neville continúa diciendo "Por favor. No puedo respirar. ¡Déjenme ir! No puedo respirar, déjenme ir. Por favor".

Un oficial responde: "John, relájate". "Necesitas calmarte. Estamos tratando de quitarte estas esposas, y tú lo estás haciendo difícil. Respiras porque hablas, gritas y te mueves. Necesitas parar. Necesitas relajarte. Deja de resistirte a nosotros. Cuanto antes te relajes, antes saldremos de aquí". Los agentes continúan tratando de quitar las esposas de Neville, que en este momento ya no está gritando y parece no responder. Un oficial dice: "Muy bien, John, ya casi llegamos. Ya casi llegamos, amigo", mientras los demás siguen trabajando para quitarle las esposas.

"Asfixia posicional y compresiva"

Neville cayó inconsciente en algún momento mientras los agentes intentaban quitarle las esposas, según un informe del médico forense del condado. Personal médico inició la reanimación cardiopulmonar (RCP) y se llamó a emergencias. A la llegada de una ambulancia, las pupilas de Neville estaban dilatadas y no reaccionaban, asegura el informe. Neville fue trasladado al hospital Wake Forest, donde murió dos días más tarde, el 4 de diciembre. La causa de la muerte fueron "complicaciones de una lesión cerebral isquémica hipóxica debido a un paro cardiopulmonar debido a asfixia posicional y compresiva durante una maniobra de control en decúbito prono", según el informe de la autopsia publicado por la oficina del médico forense. Otras condiciones significativas mencionadas son "estado mental alterado agudo" y "asma".

Los abogados de los guardias acusados con homicidio involuntario han asegurado a CNN que sus clientes "actuaron según la formación" que el Departamento de Policía les había proporcionado para un episodio de estas características, que la intención de todos ellos era "ayudar, no herir a Neville" y que se trata de una situación "desafortunada y trágica".

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

George Floyd
Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales