La pandemia relanza el independentismo escocés: "Va a celebrarse un nuevo referéndum" - España Madrid Noticias


Translate Google:

La pandemia relanza el independentismo escocés: "Va a celebrarse un nuevo referéndum"

2 meses publicado 63
Compartir en Redes Sociales

ALBERTO MUÑOZ

Londres

Jueves, 23 julio 2020 - 01:48

La gestión del Gobierno de Nicola Sturgeon de la pandemia, en comparación a la de Boris Johnson, avivan el nacionalismo en el norte de Reino Unido

Cautela frente a escepticismo. Supresión total del virus frente a contención. Las diferencias en la gestión de la pandemia entre Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia, y Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, han alimentado, una vez más tras el empujón del Brexit, el sentimiento nacionalista en la región. "Creo que va a celebrarse un nuevo referéndum", apunta desde Westminster el líder del SNP en los Comunes. Sturgeon, sin embargo, se afana en separar ambas cuestiones en un intento por mantener la prudencia, pero sabe que la imagen dada por su Gobierno, a pesar de que los resultados no sean especialmente buenos, refuerza el objetivo último de su partido: una Escocia independiente.

Según una encuesta publicada recientemente por The Sunday Times, un 54% de los escoceses ya está a favor de separar su camino del resto de los británicos. Es el segundo sondeo que coincide en este dato en las últimas semanas, aunque el más importante es el de la contundente victoria que se vaticina para Sturgeon en las elecciones de mayo del año que viene. De ser así, todo apunta a una repetición del referéndum celebrado en 2014, aunque la situación ahora, con el Reino Unido a escasos meses de abandonar la Unión Europea y con Boris Johnson, que no causa especial simpatía en el norte del país, en Downing Street, podría llevar a un resultado muy diferente al de entonces.

"El movimiento en favor del 'sí' tiene algo que aprender del hecho de que, en el momento en que decidimos centrarnos en la gestión de esta crisis y dejamos de gritar en favor de la independencia y entre nosotros mismos sobre cómo conseguirla, hemos permitido a la ciudadanía pararse y pensar: 'Anda, así que este es el beneficio de poder tomar decisiones de forma autónoma, a lo mejor las cosas irían mejor si tuviéramos un poco más de esto'", explicaba Sturgeon el pasado domingo, día en que además celebraba su 50 cumpleaños. "Eso sí, en ningún momento de los últimos meses me he planteado siquiera si lo que hacía afectaba positiva o negativamente a la causa independentista".

Un mensaje con el que coinciden sus compañeros en Westminster, donde no se ha dejado de criticar la forma en que el Ejecutivo de Johnson ha afrontado la pandemia. "No hacemos esto para fortalecer la independencia, pero creo que la gente se está viendo reflejada en el liderazgo que se está transmitiendo. Hay una reacción a ese liderazgo que es que quizás se esté cimentando una mayor confianza en nuestra causa por todo lo que está sucediendo", aseguraba recientemente Ian Blackford, líder del Partido Nacional Escocés (SNP) en la Cámara de los Comunes.

La gestión del coronavirus, clave

La gestión realizada desde Holyrood durante los últimos tiempos y, especialmente, durante la crisis del coronavirus, contrasta con la estrategia vista en Downing Street. Desde el primer momento, en Edimburgo se centraron en "eliminar completamente" el virus mientras que desde Londres se transmitía que había que "frenar su transmisión". Dos modelos que se pueden seguir viendo incluso ahora, ya que, a pesar de que la situación epidemiológica es más favorable en Escocia que en Inglaterra, los escoceses siguen yendo un paso por detrás en la relajación de las medidas de distanciamiento social.

Esto no ha hecho sino reforzar la sensación que existe en buena parte del Reino Unido de que el Ejecutivo de Boris Johnson ha actuado tarde y en muchas ocasiones mal, mientras que el de Sturgeon, que sin embargo tampoco ha tenido unos grandes resultados, ha sabido transmitir mejor que sus decisiones han estado guiadas por la prudencia y el asesoramiento directo de los expertos.

"Resulta evidente que ella misma está siguiendo de cerca lo que está sucediendo. No se trata solo de que escuche a quienes la asesoran, sino que es un poquito como Angela Merkel, pues se nota que dedica mucho tiempo a leer y entender la información al respecto. La verdad es que no he escuchado lo mismo por parte del primer ministro", razonaba en The GuardianLinda Bauld, profesora de la Universidad de Edimburgo.

A pesar de que hasta la fecha han fallecido más de 2.500 personas en Escocia como consecuencia del coronavirus, cifras muy superiores a las de países con una población similar -en Noruega, por ejemplo, lo han hecho 255-, en los últimos 30 días han perdido la vida 15 personas. Una mejoría que, sin embargo, también ha llevado a reavivar las tensiones con Inglaterra, con quien se ha llegado a amenazar a levantar fronteras para evitar la transmisión del virus entre ambas regiones. La respuesta de Johnson, sin embargo, ha sido la de que no existe tal frontera, y la idea parece que no tendrá mucho más recorrido.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Reino UnidoBoris JohnsonLondresUnión EuropeaIndependencia Escocia
Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales