Joseíto Fernández y su Guajira guantanamera


¡Tambien te puede interesar

Joseíto Fernández y su Guajira guantanamera - España Madrid Noticias


Translate Google:

Joseíto Fernández y su Guajira guantanamera

1 mes publicado 16
Compartir en Redes Sociales

Imprimir

18 septiembre 2020| |

Joseíto Fernández, El Rey de la Melodía, el creador de la famosísima Guajira guantanamera. Foto: SuenaCubano.

Lo vimos muchas veces por el barrio de Los Sitios, en Centro Habana. Caminaba con elegancia y ritmo aquel hombre alto y huesudo que, vestido invariablemente de guayabera y pantalón blanco y tocado con un jipijapa auténtico, parecía un Quijote tropical. Era Joseíto Fernández, El Rey de la Melodía, el creador de la famosísima Guajira guantanamera, la pieza musical cubana, junto con El manisero, de Simons, y La comparsa, de Lecuona, más difundida en el mundo.

Esa melodía no es guajira ni tampoco guantanamera. Quiere decir esto que no es oriunda de la provincia cubana de Guantánamo ni pertenece al género musical conocido como guajira. Joseíto Fernández la creó en 1928, en tiempos en que se iniciaba como cantante de sones, y la estrenó en la radio en 1935. Fue, a partir de 1940, el tema que identificó a su orquesta hasta que tres años después el cantante era contratado en exclusiva por una firma jabonera para que la interpretara en el programa radial El suceso del día, que escenificaba hechos de la crónica roja. Un poeta repentista componía la décimas o espinelas que recreaban el suceso criminal, y Joseíto las cantaba incorporándole el conocido estribillo de Guantanamera, guajira guantanamera. Aquello llegó a ser tan popular que, aunque el programa desapareció en 1957, todavía se oye decir en Cuba que a alguien le cantaron la Guantanamera cuando ha llevado la peor parte en un incidente desafortunado.

No es esa la Guantanamera que hoy recorre el mundo ni la que se repite en la Isla. Sino la que lleva versos de José Martí. En los años 50 Julián Orbón, compositor español avecindado en La Habana, la versionó con los Versos sencillos del Apóstol de la Independencia de Cuba, cuya métrica se ajustaba a las coplas de ocho compases que interpretaba Joseíto. En 1962, el músico Héctor Ángulo, becado en EE UU por el Gobierno Revolucionario, cantó esa versión en un campamento de verano de ese país. Así la escuchó Pete Seeger y la grabó poco después con el título de La guantanamera.

Sería a partir de esa grabación que algunos musicólogos se aventuraron a decir que Guajira guantanamera era una tonada hecha por el pueblo, un aire folclórico del que Joseíto se había apropiado. No hubo tal cosa. No se trata de un género anónimo, como el guaguancó o el son, sino de una guajira-son escrita en compases de dos por cuatro, a diferencia de las guajiras de Anckermann, que tomó elementos del punto y de la clave de raíces españolas y están escritas en compases de seis por ocho. El hecho de que ningún testimonio literario pruebe su similitud con otra tonada, confirma su originalidad, aunque tenga giros y cadencias parecidos al punto, la guajira y el son.

Hay algo más importante y definitivo. La versión cantada por Seeger tiene los elementos melódicos que se aprecian en la versión de la Guantanamera que para la disquera Víctor hizo Joseíto Fernández con su Orquesta Típica en 1941. En ese mismo año, su autor la registraba con el título de Mi biografía y el subtítulo de Guajira guantanamera.

Para Joseíto fue siempre un honor que versos de Martí se incorporaran a su melodía. Él mismo llegó a cantarla en esa versión y lo hizo como habitualmente se hace en la Isla: incorporando casuísticamente nuevas estrofas martianas y suprimiendo otras, a diferencia de la versión de Seeger, que incluye siempre los mismos versos. Afirmó en una ocasión que la Guantanamera fue siempre una canción protesta, de denuncia, porque recogía la tristeza y la desgracia de un pueblo y que, al pedir bienestar y justicia para ese pueblo, los reclamaba también para sí.

Porque aquel hombre íntegro, complaciente y amable, habanero hasta la muerte, tuvo un origen muy humilde que nunca olvidó. A los doce años había comenzado como aprendiz de zapatero, pero en la Compañía Nacional de Calzado, donde laboraba, solo percibía un peso diario cuando había trabajo, que era durante tres o cuatro meses al año. Vendía periódicos cuando quedaba parado y las serenatas que ofrecía con otros músicos de su edad le ayudaban a acopiar algunos pesos.

Así se convirtió en el cantante del sexteto Juventud Habanera. Trabajó después con otras agrupaciones musicales hasta que alcanzó popularidad con la orquesta de Raymundo Pía. Con ella recorrió la Isla y se presentó en bailes y emisoras radiales. Logró al fin conformar su propia orquesta y fue ahí que empezó a usar como tema la Guajira guantanamera. Con ella, en sus presentaciones en vivo o por radio, lo mismo felicitaba a una muchacha de Cabaiguán por su cumpleaños que pedía clemencia para un chofer de ómnibus involucrado en un accidente de tránsito.

Joseíto Fernández nació el 5 de septiembre de 1908 y murió el 11 de octubre de 1979.

Vea además:

La “Guantanamera” de Cuba: Uno de los cantos más populares de fútbol

En video, La Guantanamera - Joseíto Fernández

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Joseíto Fernández y su Guajira guantanamera

18 septiembre 2020|

Iglesias habaneras

11 septiembre 2020|

Desapariciones extrañas

4 septiembre 2020|

Calles de Marianao

28 agosto 2020|

Crímenes sensacionales

22 agosto 2020|

Vea también

Cuba reporta 71 nuevos casos de COVID-19, dos fallecidos y 19 altas médicas (+ Video)

18 septiembre 2020|

Hace 60 años, Fidel: “Siempre habrá amor para el pueblo de los Estados Unidos” (+ Fotos y Video)

18 septiembre 2020|

Díaz-Canel: No hay espacio para el desánimo, esta batalla la vamos a vencer

17 septiembre 2020|

Iglesias habaneras

11 septiembre 2020|

Presencia y cubanía de Rafael Hernández

24 julio 2020|

Óperas, zarzuelas y operetas

17 julio 2020|

Tardes sublimes de Areito

2 febrero 2018|

Vigencia de la prédica de Juan Formell

4 diciembre 2017|

Gobierno cubano en acción

EMERGENCIA INTERNACIONAL POR COVID-19

Reinicio del Curso Escolar

Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales