Irán permite revisar una triple pena capital tras una protesta virtual - España Madrid Noticias


Translate Google:

Irán permite revisar una triple pena capital tras una protesta virtual

3 meses publicado 77
Compartir en Redes Sociales

LLUÍS MIQUEL HURTADO

Teherán

Jueves, 16 julio 2020 - 11:26

La protesta, a la que se han sumado varias celebridades, representa una rara muestra de unidad social. Tres jóvenes veinteañeros han sido condenados a la horca, acusados de actos violentos en las protestas del pasado noviembre

Gasolineras atacadas el pasado noviembre en Irán.
Gasolineras atacadas el pasado noviembre en Irán. REUTERS

Un último recurso legal podría salvar a tres jóvenes veinteañeros de la horca. Tras dos días en los que el hashtag #no_ejecutéis, en persa, ha sido empleado más de siete millones y medio de veces en Twitter, dos abogados de los condenados han asegurado haber tenido acceso al dossier del caso. Los chicos habían sido acusados de actos violentos en el marco de las protestas económicas del pasado noviembre, desatadas por la eliminación de subsidios a la gasolina.

La protesta virtual, originada mayormente entre internautas iraníes, ha representado una rara muestra de unidad social contra la pena capital, en uno de los países con más ejecuciones por cápita junto con Arabia Saudí y China. Celebridades como el ex futbolista del Osasuna, Masoud Shojaei, y el coprotagonista de El viajante, Shahab Hosseini, se habían sumado, pidiendo a las autoridades políticas y judiciales "clemencia" por los condenados. Posteriormente, el jugador eliminó su mensaje.

Amirhossein Moradi, Mohammad Rajabi y Said Tamjidi, que apenas superan la veintena, fueron arrestados tras los disturbios que agitaron un gran número de ciudades de provincia a finales del pasado año. Según datos oficiales, al menos 230 personas murieron, la mayoría manifestantes -hubo seis policías muertos- y por disparos. Organizaciones como Amnistía Internacional elevan a 304 las víctimas mortales y destacan el papel de las fuerzas de seguridad abriendo fuego contra los participantes.

Según el portavoz de la Judicatura, Gholamhossein Esmaili, los chicos no fueron detenidos durante las manifestaciones en si, sino que fueron capturados por los familiares de una mujer a la que asaltaron con un arma de fuego. Fue entonces cuando se les incautaron vídeos, editados por los acusados, mostrando la quema

de edificios oficiales, uno de los elementos de los disturbios de noviembre. Dos de los chicos lograron huir a Turquía para evitar la condena, pero Ankara les negó el asilo y los repatrió.

Amnistía Internacional ha denunciado que el juez ignoró que las confesiones fueron extraídas a Moradi, uno de los acusados, "sin la presencia del abogado", y supuestamente "mediante torturas". En una carta abierta, publicada a principios de este mes, los abogados desmintieron algunas de las acusaciones vertidas contra los condenados por televisión, y solicitaron "tiempo y una oportunidad para presentar un alegato adicional en defensa de los acusados, y poder así defender sus derechos apropiadamente".

Esta semana, Esmaili confirmó que el Tribunal Supremo iraní había confirmado la pena de muerte contra los tres jóvenes. Sin embargo, apuntó a la posibilidad de repetir el juicio en base al artículo 477 del Código Penal iraní. Este permite al jefe de la Judicatura, actualmente el clérigo Ibrahim Raisi, revocar una sentencia y ordenar la repetición del juicio si el veredicto emitido "evidentemente contraviene la Sharía" o ley religiosa.

A última hora del miércoles, Babak Paknia, uno de los abogados a cargo del caso, confirmó que está trabajando con las autoridades judiciales para tener acceso al dossier de la acusación. Se mostró "esperanzado de que un juez imparcial suspenda la orden de ejecución una vez los abogados expliquen los defectos legales del

caso". Entretanto, en confrontación al hashtag que parece haber reorientado el caso, otros internautas iraníes han exigido que la pena de muerte contra los acusados se cumpla.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Irán
Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales