Hiroshima, 75 años después: una ceremonia contra las armas nucleares y el "nacionalismo egocéntrico" - España Madrid Noticias


Translate Google:

Hiroshima, 75 años después: una ceremonia contra las armas nucleares y el "nacionalismo egocéntrico"

2 meses publicado 151
Compartir en Redes Sociales

LUCAS DE LA CAL

Corresponsal

Pekín

Jueves, 6 agosto 2020 - 11:12

Una ceremonia limitada por la pandemia recuerda a las víctimas de 'Little Boy', la bomba atómica estadounidense que golpeó la ciudad japonesa el 6 de agosto de 1945

Un superviviente de la bomba atómica reza por las víctimas en el...
Un superviviente de la bomba atómica reza por las víctimas en el Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima. DAI KUROKAWA / EFE

No ha sido una ceremonia tan multitudinaria como merecía la ocasión. La segunda ola de coronavirus que ahora está golpeando a Japón no ha dado tregua para recordar como todos hubieran querido lo que ocurrió en Hiroshima hace 75 años. Si durante el pico de la pandemia en abril el país asiático no superaba los 700 contagios diarios, ahora lleva más de una semana superando las tres cifras cada día. Por ello, el aniversario de la bomba de Hiroshima ha tenido que celebrarse con un número limitado de invitados.

Este año no había miles de personas alrededor del Parque Conmemorativo de la Paz. Aún así, 880 personas se han reunido en asientos separados para mantener el distanciamiento social. Había autoridades locales y supervivientes. También representantes de 80 países que no olvidan aquella bomba atómica, la Little Boy, lanzada por un bombardero estadounidense que mató a unas 140.000 personas en agosto de 1945.

El número de 'hibakusha' (personas bombardeadas) que sobrevivieron a los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki era de 136.682 en marzo. Pero hace justo una semana, un tribunal de Japón reconoció a docenas más de supervivientes en un fallo histórico. La Justicia dictaminó que 84 demandantes, que padecen enfermedades relacionadas con la radiación, tenían derecho a los mismos beneficios médicos que aquellos supervivientes que vivían más cerca del lugar donde estalló la bomba. El Gobierno de Hiroshima ahora tendrá que brindar tratamiento gratuito a todos ellos, que tienen entre 70 y 90 años.

La ceremonia del 75 aniversario se ha producido en un convulso momento en el que el mundo está engullido por una pandemia y con fuertes disputas geopolíticas, encabezadas por la nueva Guerra Fría entre Estados Unidos y China, al igual que la amenaza de la desaceleración económica mundial. Por todo ello, la palabra "unión" ha sido la más repetida durante el encuentro en Hiroshima.

"Los países tienen que dejar de lado sus diferencias y unirse para superar todas las amenaza, tanto las creadas por el hombre como los desafíos naturales", ha dicho Kazumi Matsui, alcalde de la ciudad. "La sociedad civil debe rechazar el nacionalismo egocéntrico y unirse contra todas esas amenazas", insistió.

A la hora exacta del bombardeo de aquel 6 de agosto de 1945, a las 8:15 horas, se ha guardado un emotivo minuto de silencio por todas las víctimas. Después, el alcalde de Hiroshima ha tomado la palabra para pedir la abolición de las armas nucleares: "Como la única nación que sufrió un ataque nuclear, Japón debe persuadir al público mundial de que se una al espíritu de Hiroshima. Para mejorar su papel como mediador entre los estados poseedores y no poseedores de armas nucleares, le pido al Gobierno de Japón que atienda el llamado de los supervivientes del bombardeo y se convierta en parte del Tratado sobre la prohibición de las armas nucleares".

Matsui, que ya lleva una década como alcalde asistiendo a esta ceremonia anual, ha insistido al Gobierno japonés que firme el Tratado de la ONU para prohibir las armas nucleares. Un acuerdo, adoptado en 2017, que el Ejecutivo nipón se negó a firmar ya que se encuentra bajo el paraguas nuclear de Estados Unidos.

En su intervención en el acto, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, no hizo referencia a este asunto salvo para decir que el deber de su país era "seguir trabajando por la abolición de las armas nucleares", pero sí que se sumó a las palabras de Matsui para pedir "diálogo y unidad" a todos los países y que eliminen el "sentimiento de desconfianza".

Desde la ONU, el secretario general Antonio Guterres, también participó en la ceremonia a través de un vídeo en el que instó a todas las naciones a renovar los esfuerzos para abolir el armamento nuclear. "La división, la desconfianza y la falta de diálogo amenazan con devolver al mundo a una competencia nuclear estratégica desenfrenada", ha dicho Guterres. "La única forma de eliminar totalmente el riesgo nuclear es eliminar totalmente las armas nucleares".

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

JapónEstados UnidosONUChinaEnergía Nuclearinternacionalhistoria
Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales