Estados Unidos se encamina hacia los 150.000 fallecidos por coronavirus


¡Tambien te puede interesar

Estados Unidos se encamina hacia los 150.000 fallecidos por coronavirus - España Madrid Noticias


Translate Google:

Estados Unidos se encamina hacia los 150.000 fallecidos por coronavirus

2 meses publicado 15
Compartir en Redes Sociales
Dos hombres, este viernes en Calexico, California.Dos hombres, este viernes en Calexico, California.MARIO TAMA / AFP

Estados Unidos se encamina hacia los 150.000 fallecidos por coronavirus después de otra semana aciaga, con algunos de los territorios más poblados batiendo récords diarios de casos confirmados y la cifra global de muertos de nuevo instalada en el millar por jornada. A los repuntes registrados desde hace semanas en California, Texas, Florida y Arizona se añaden otros territorios en el sur del país, como Luisiana y Mississippi, donde la famosa curva de contagios que dibujan los gráficos parece disparada hacia el cielo. Para los texanos, las cosas se complicaron este sábado por la noche, cuando tocaba tierra Hanna, el primer huracán del Atlántico este 2020.

“Probablemente, lamentablemente, las cosas empeorarán antes de mejorar”, admitió el pasado martes Donald Trump, por primera vez aparcando el optimismo o, más bien, triunfalismo con el que había afrontado la pandemia. También, por primera vez, animó abiertamente a los ciudadanos a cubrirse con mascarilla, a lo que se había negado en todo momento, y acabó por cancelar el gran evento que había convocado en agosto en Jacksonville (Florida) para aceptar la nominación como candidato republicano a la reelección en las presidenciales de noviembre. Trump será coronado pero, como Biden, renunciará al baño de masas.

Estados Unidos tiene acumulados 4,1 millones de casos confirmados de covid-19, con los datos del Centro Johns Hopkins de este sábado por la tarde, y la cifra de fallecidos ya se ha colocado por encima de 146.000. El viernes fue el cuarto día consecutivo en el que se registraron más de 1.000, algo que no ocurría desde finales de mayo y evidencia que no es el aumento de pruebas realizadas lo que motiva la aceleración de nuevos positivos. Las cifras de hospitalizaciones, además, se encuentran cerca del nivel de hace tres meses. Según The Covid Data Project, el viernes había un total de 59.760 personas hospitalizadas por coronavirus, una cifra solo ligeramente inferior a los 59.940 del 15 de abril.

En esta ensalada de cifras, figura, por una parte, la mala racha de algunos de los Estados más poblados del país, como California, Texas y Florida, que suman 90 millones de habitantes y superan el millón de casos, y, por otra, otras zonas más pequeñas pero que, en términos relativos, han entrado en barrena en los últimos días. Según los datos de The Washington Post por cada 100.000 habitantes, Florida se sitúa a la cabeza con 52 contagios diarios durante la semana pasada, seguida de Mississippi, Luisiana y Alabama. En todos los casos han registraron aumentos de en torno al 20%. En el otro extremo, Nueva York o Nueva Jersey, que fueron epicentro de la tragedia, experimentaron una subida de tan solo el 1%.

La doctora Deborah Birx, miembro del equipo de expertos que asesora a la Casa Blanca, apuntó, sin embargo, a algunos datos esperanzadores el pasado viernes en una entrevista en la NBC, y aseguró que estaban empezando a observar “una estabilización en estos cuatro estados críticos [Texas, California, Arizona y Florida]”.

En Texas, el Starr County Memorial Hospital, ubicado en la ciudad de Río Grande, frontera con México, vive una situación al límite, según la cadena CNN. El 50% de los ingresos en urgencias habían dado positivo en las pruebas de coronavirus y el centro se encontraba con la necesidad de enviar a casa a aquellos pacientes que no tenían posibilidades de mejora. En medio de estas crisis, las autoridades preparaban planes de posibles rescates y alojamiento ante la llegada del ciclón Hanna y el riesgo de inundaciones. “No podemos permitir que este huracán nos lleve a una situación más catastrófica y mortal favoreciendo los contagios”, señaló el gobernador, Greg Abbott.

Según informa AFP, el ciclón categoría 1 llegó al sur de Texas con vientos de hasta 145 kilómetros por hora y tocó tierra en Patriotic Island. Los meteorólogos alertaron sobre fuertes aguaceros, tormentas e inundaciones a lo largo de la costa de Texas en el Golfo. El ciclón podría provocar fuertes marejadas ciclónicas de más de un metro y medio, y más de 450 mm de precipitaciones en el sur del estado, indicó el NHC, que también advierte de peligrosas inundaciones súbitas.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales