El secuestrador de Ucrania pone a prueba los nervios de Zelensky con un desenlace digno de 'Black Mirror' - España Madrid Noticias


Translate Google:

El secuestrador de Ucrania pone a prueba los nervios de Zelensky con un desenlace digno de 'Black Mirror'

2 meses publicado 41
Compartir en Redes Sociales

XAVIER COLÁS

Moscú

Martes, 21 julio 2020 - 21:28

Exige que el presidente del país se dirija a los ucranianos para pedirles que vean el documental 'Earthlings', estrenado en 2005 y que trata sobre violencia contra los animales

Lutsk (Ukraine).- A police officer (R) directs three hostages released...
Tres rehenes liberados salen del autobús secuestrado en Ucrania. EFE

Un hombre armado y pertrechado con explosivos secuestró por la mañana un autobús con 20 personas a bordo en la ciudad de Lutsk, en el noroeste de Ucrania. Sus disparatadas peticiones pusieron contra la pared al presidente del país, que acabó cediendo a parte de sus pretensiones. Tras más de 12 horas de secuestro los rehenes fueron liberados y el secuestrador fue detenido.

El asaltante se presentó inicialmente como Maxim Plojoi (Maxim el Malo) cuando llamó a la Policía. Su nombre real, según el Ministerio del Interior de Ucrania, es Maxim Krivosh. En sus peticiones iniciales, Plojoi exigía que los presidentes de los tribunales del país, los ministros, los fiscales, el Parlamento y la iglesia publicasen una declaración admitiendo que son "unos terroristas".

Cuando la noticia del secuestro ya copaba los titulares en los medios del país, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, dijo que las fuerzas de seguridad ucranianas habían puesto en marcha un plan para tratar de resolver la situación "sin víctimas". El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) ya tenia lista una operación bautizada como 'Bumerán', con el objetivo de poner fin al secuestro sin sangre, pero sin la 'autocondena' del estado ucraniano. Entones el secuestrador se sacó de la manga otra petición algo más sencilla: exigió que el presidente se dirigiese a los ucranianos para pedirles que viesen el documental 'Earthlings', estrenado en 2005 y que trata sobre violencia contra los animales. "Por favor, es un requerimiento mínimo, las autoridades pueden hacerlo", pidió desde una cuenta en sus redes sociales. Zelensky reaccionó y se grabó con su móvil un vídeo de seis segundos: "La película 'Earthlings', 2005, id todos a verla".

El film está dirigido por Shaun Monson y narrado en su versión original por el actor Joaquin Phoenix y apenas era conocido en Ucrania. Pero minutos después de que los ucranianos viesen a su presidente hablar de esta producción norteamericana, contemplaron las imágenes de los rehenes caminando libre. Zelensky ganó en una jornada varios puntos, y no sólo entre los animalistas.

Antes de secuestrar el autobús a las 9.25 de la mañana, el asaltante había publicado un mensaje en Twitter en el que explicó sus razones y felicitó a todos por el 'Día del Antisistema'. Alegó que "el Estado es el primer terrorista".

En internet hay un libro 'Filosofía del criminal' firmado por una persona con el mismo nombre en la que se describe su experiencia en la cárcel y su visión de la vida. "Me han estado corrigiendo durante 15 años, pero no me he corregido a mí mismo, sino todo lo contrario. me he vuelto aún más quien soy", dejó escrito el secuestrador, que pasó varios años en la cárcel por fraude, posesión ilegal de armas, pertenencia a banda criminal y extorsión.

El autobús, con las cortinas echadas, quedó desde por la mañana parado en la plaza del Teatro de Lutsk, que fue rodeada por agentes policiales. La curiosidad se convirtió en preocupación cuando se divulgó un vídeo en YouTube en el que se le podía ver armado con un fusil.

Durante la mañana el secuestrador llegó a tirar una granada desde el autobús, pero no explotó porque no retiró la anilla. También informó de que había colocado una bomba en otro lugar. "Traigan más periodistas, si la policía intenta entrar haré explotar el autobús y no sólo el autobús", amenazó en una conversación en directo con el canal ruso Piervy Kanal. Poco después la policía de Kiev desactivó dos artefactos explosivos en la capital, aunque no estaba claro que tuviesen relación con el caso del autobús. Anoche en Jarkov fue detenido un presunto cómplice del secuestrador.

Durante la jornada, el secuestrador disparó hacia donde estaban los agentes e incluso contra sus drones. También lanzó un explosivo de menor potencia. Tras más de 12 horas de secuestro, y después de largas negociaciones con la policía, sobre las nueve de la noche dejó salir a tres rehenes: una mujer embarazada, un niño y una anciana. El individuo aseguraba haber colocado explosivos en distintos puntos de vehículo lo que hacía muy complicado un asalto. Hasta poco antes de las diez de la noche no quedaron libres los demás, en un final digno de la serie 'Black Mirror'.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

UcraniaYouTubeTwitterBrad Pittteatro
Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales