Bolivia: la pandemia fuerza un nuevo retraso, hasta octubre, de las elecciones presidenciales


¡Tambien te puede interesar

Bolivia: la pandemia fuerza un nuevo retraso, hasta octubre, de las elecciones presidenciales - España Madrid Noticias


Translate Google:

Bolivia: la pandemia fuerza un nuevo retraso, hasta octubre, de las elecciones presidenciales

3 meses publicado 21
Compartir en Redes Sociales

Viernes, 24 julio 2020 - 17:17

El ex presidente Evo Morales reacciona con furia a la decisión del Tribunal Supremo Electoral, que sitúa la primera vuelta de los comicios el 18 de octubre

Mujeres indígenas presentan sus mascarillas caseras, en La Paz.
Mujeres indígenas presentan sus mascarillas caseras, en La Paz. EFE

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia ha decretado un nuevo retraso para los comicios presidenciales, cuya primera vuelta electoral se ha reprogramado para el 18 de octubre. El principal motivo esgrimido es el impacto de la Covid-19, que ayer jueves registró un nuevo récord al alcanzar 79 muertes en 24 horas. Entre ellas la de Óscar Urenda, secretario de Salud de Santa Cruz y un dirigente muy popular en su tierra.

Previstos inicialmente para mayo y pospuestos para septiembre, el impacto de la pandemia ha forzado un nuevo cronograma electoral, cuya segunda vuelta en caso de ser necesaria se realizaría a finales de noviembre. En esta ocasión el TSE ha ejecutado el cambio de fecha "en el uso de sus atribuciones" y sin buscar la ratificación del poder legislativo, en manos de la oposición revolucionaria.

De esta forma la presidenta interina, Jeanine Áñez, que asumió el poder el año pasado tras la caída de Evo Morales, se mantendría al frente del país durante más de un año cuando su promesa entonces fue que sólo lo haría durante tres meses.

"Cumpliremos la fecha que el TSE y la Asamblea fijen para las elecciones. El Gobierno llama a impulsar entre todos la reactivación económica, la lucha contra el virus y la consolidación de la democracia", respondió Áñez en sus redes sociales, tras luchar a brazo partido para que las elecciones fueran pospuestas. La mandataria mantiene en vigor su polémica candidatura presidencial, pese a que las encuestas confirman la caída de su popularidad.

La mayoría de los candidatos y Naciones Unidas apoyaron el cambio de fecha, con la excepción del Movimiento Al Socialismo, que incluso predijo "convulsiones sociales". El ex presidente Evo Morales, exiliado en Argentina, reaccionó con furia: "La derecha golpista tiene como objetivos prorrogarse, proscribir al MAS y asaltar al Estado".

El líder indígena, que perdió el poder presidencial tras el fraude electoral en las presidenciales de 2019, insistió que es la Asamblea la que debe votar la prórroga y no el TSE. En cambio, su rival del año pasado, el centrista Carlos Mesa, aplaudió la medida porque "éste es el momento de preocuparnos por la salud, por la adopción de medidas adecuadas para combatirlo, para disminuir su crecimiento y para establecer condiciones mínimas que garanticen el resguardo de la salud durante la votación".

El exlíder cívico Luis Fernando Camacho fue aún más contundente, al abrir la posibilidad de que las elecciones sean postergadas otra vez: "Los bolivianos iremos a las urnas cuando votar no sea sinónimo de contagio y muerte".

"Veo más bien un uso instrumental de parte del actual gobierno para intentar diferir la fecha de la elección, lo que conecta con la agenda de Camacho, que quieren hacer una nueva convocatoria para las elecciones para reorganizarse electoralmente. Este escenario intermedio no favorece directamente a nadie. El MAS está cometiendo un error, porque se está atrincherando en la opción legalista, cuando este es un problema político. El TSE está tomando de forma autónoma sus elecciones", explicó a EL MUNDO el analista Marcelo Arequipa.

La última encuesta publicada por el periódico Página 7 mantiene parecidos porcentajes a los registrados antes del inicio de la pandemia. Luis Arce, el candidato de Evo, llega al 35% de los apoyos, frente al 29% de Mesa y el 22% de la presidenta encargada. Camacho se mantiene a la baja, con 7%. Para ganar en primera vuelta es necesario el 50% de los sufragios o mantener 10 puntos de ventaja una vez superado el 40% de los votos.

LA PANDEMIA COLAPSA LOS LABORATORIOS

Las autoridades sanitarias de Bolivia han registrado más de 65.000 casos positivos de coronavirus y 2.407 muertes. Expertos creen que la situación va a empeorar tras una semana en que la policía ha recogido 420 cadáveres en viviendas, calles y cárceles de cinco regiones. Imágenes muy parecidas a las vividas en Guayaquil al principio de la crisis.

"Los datos de contagiados en Bolivia tienen un problema de origen, son datos que cuando menos tienen un desfase de entre dos y tres semanas. Los laboratorios han colapsado y están procesando pruebas de hace semanas. Por ahí estamos en la meseta, con 3.000 o 4.000 contagiados al día, pero no se sabe. La sensibilidad es tal que la gente tiene miedo a ir a elecciones", concluyó Arequipa.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

BoliviaEvo MoralesONU
Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales